Alemania

Los jóvenes de la 'Mannschaft' preparan su asalto al poder

Leroy Sané, durante el partido que midió el pasado 13 de octubre a Holanda y Alemania. /Sascha Steinbach (Efe)
Leroy Sané, durante el partido que midió el pasado 13 de octubre a Holanda y Alemania. / Sascha Steinbach (Efe)

Sané, Süle o Gnabry aguardan que Löw ejecute el relevo generacional para aportar la frescura y el entusiasmo que tanto extrañó su selección en el Mundial de Rusia

COLPISA / AFPBERLÍN

No tienen la experiencia de sus mayores pero cuentan con la frescura y el entusiasmo que tanto extrañó Alemania en el Mundial de Rusia. Después del octubre negro de la 'Mannschaft', Serge Gnabry, Leroy Sané y Niklas Süle se preparan para tomar el poder con la mira en la Eurocopa de 2020.

El jueves, en el amistoso contra Rusia en Leipzig, es la oportunidad perfecta para que el seleccionador, Joachim Löw, ponga de inicio a un equipo renovado, antes de recibir a Holanda el próximo lunes en Gelsenkirchen dentro de la Liga de Naciones.

A pesar de las críticas, el seleccionador demora lo máximo que puede el momento de separarse de sus campeones del mundo en 2014, fiel a su convicción de que «continuidad y estabilidad son indispensables para hacer progresar a un equipo».

La historia situará probablemente el punto de ruptura el 13 de octubre en Ámsterdam. Esa noche, en la Liga de Naciones, Alemania, con cinco finalistas del Mundial de 2014, fue derrotada 3-0 por un conjunto holandés joven y realista. Tres días después en París, la 'Mannschaft' volvió a ceder (2-1) frente a Francia, la campeona del mundo, pero esta derrota tuvo otro sabor. «La mejor derrota del año», tituló el periódico 'Bild'. Porque en París, Löw, muy presionado, puso por fin la alineación que los comentaristas deseaban desde el Mundial. Sólo tres 'históricos' estuvieron en el terreno de juego -Manuel Neuer (32 años), Mats Hummels (29) y Toni Kroos (28)- y los otros ocho futbolistas tenían entre 22 y 25 años.

«El futuro dirá si ese partido en París marcó el inicio de un nuevo equipo de Alemania», escribió la revista alemana 'Kicker', «pero esta alineación merece otra oportunidad». ¿Será valiente Löw? «El partido en París mostró que tenemos potencial», dijo, «pero los jóvenes no están maduros todavía. Necesitan una orientación y son los mayores los que les ayudan. Por eso hace falta una buena mezcla (...) Tenemos un año para prepararnos para la Euro 2020 y para integrar a los jóvenes».

Kimmich, el abanderado

Entre los jugadores de 23 años y menos, Timo Werner o Joshua Kimmich ya están asentados. La lucha no ha hecho más que empezar para el resto. Como lateral o como mediocentro defensivo, Kimmich es a sus 23 años el líder sin discursión de esta generación. Con 36 convocatorias ya, es imprescindible desde la Euro 2016 y aparece como el sucesor de Philipp Lahm, el capitán de la selección campeona del mundo en 2014. Werner, delantero centro de 22 años, fue titular en sus últimos ocho partidos.

Niklas Süle, del Bayern de Múnich, tiene también una buena oportunidad. Llegado de puntillas la temporada pasada a Baviera para dar aire a la pareja Hummels-Boateng, este defensa central ha disputado esta temporada de principio a fin nueve de los once partidos de la Bundesliga, obligando a sus compañeros a competir por el otro puesto. La no convocatoria esta semana de Jérôme Boateng le abre de par en par las puertas para imponerse como jefe de la defensa. Su compañero Gnabry ha jugado sólo tres veces con la camiseta germana. Pero en Múnich mete cada vez más presión a Arjen Robben, Franck Ribéry y Thomas Müller.

Otro atacante, el hiperactivo futbolista del Manchester City Leroy Sané ha esperado su turno mucho tiempo. Fuera de la convocatoria para el Mundial, considerado a veces muy disperso (fuera y dentro del terreno de juego) para las exigencias del nivel internacional, es sin embargo el mejor talento alemán de su generación. Regateador imparable, parece haber madurado a sus 22 años. Es difícil imaginar sin él la reconstrucción de Alemania para la próxima década.

Los otros que esperan la oportunidad de destronar a los viejos reyes son Leon Goretzka, Julian Brandt, Jonathan Tah, Nico Schulz o también Thilo Kehrer, uno de los últimos fichajes del París Saint-Germain.

 

Fotos

Vídeos