Final

Madrid se viste de Champions

Vista de los exteriores del Metropolitano. / Foto: Javier Soriano (Afp) | Vídeo: Atlas

El Metropolitano se engalana a dos días de la final, que se disputará en una ciudad blindada y con los precios de los alojamientos desorbitados

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOTMadrid

Nueve años después de que el Inter de José Mourinho alzase la 'orejona' en el Santiago Bernabéu, Madrid vuelve a convertirse en la capital del fútbol con la final que medirá este sábado a Liverpool y Tottenham en el Metropolitano, engalanado ya para vivir el gran duelo entre 'reds' y 'spurs' que marcará el cénit del dominio absoluto de los equipos británicos en un curso en el que Chelsea y Arsenal mantuvieron su pulso por la Europa League en Bakú, con triunfo de los 'blues'. En una ciudad blindada que emulará el dispositivo de seguridad puesto en marcha el pasado mes de diciembre para evitar incidentes durante la final de la Copa Libertadores en la que River Plate se coronó ante Boca Juniors, y con los precios de los alojamientos por las nubes, la ciudad española vibra con un acontecimiento que centrará los ojos del mundo entero.

Como epicentro, un Metropolitano en el que desde hace días trabajan los operarios para aquilatar todos los detalles de la que será la 63ª final de la máxima competición continental y la quinta que tiene Madrid como sede. Los escudos de Liverpool, que aspira a portar por sexta vez el cetro de campeón de Europa, y Tottenham, que disputa por primera ocasión el choque decisivo por la corona, lucen ya en la fachada del estadio del Atlético, donde la Policía Nacional establecerá un perímetro de seguridad desde las 15 horas de este sábado dividido en tres anillos, los dos últimos de los cuales sólo podrán traspasar quienes tengan entrada para el partido, invitación para el palco o acreditación de la UEFA, lo que obligará a establecer cortes y desvíos de tráfico en las zonas aledañas al coliseo rojiblanco.

Vallado, el recinto es contemplado estos días por turistas e hinchas que comienzan a tomar la capital española bajo la atenta mirada de los 4.700 efectivos de seguridad desplegados para vigilar un partido considerado de alto riesgo que involucrará también por primera vez un dron de la Policía Nacional que sobrevolará las inmediaciones del estadio, donde se darán cita unos 67.800 aficionados. Para ellos se han habilitado dos 'fan zones' conectadas con el estadio mediante transporte público y cuyas ubicaciones han sido cuidadosamente escogidas para evitar altercados entre seguidores de los 'reds' y de los 'spurs'. Los primeros se congregarán en la plaza de Felipe II, mientras que los segundos se darán cita en la plaza de Colón. Abrirán a las 10 horas, y cerrarán a las 18 horas, no permitiéndose la venta de bebidas desde las 17 horas.

Arriba, los exfutbolistas Morientes y Solozabal y la primera teniente de alcalde en funciones de Madrid, Marta Higueras, posan con la Champions en la Plaza Mayor. En las imágenes inferiores, dos aficionados del Liverpool, junto al trofeo. / Sergio Pérez (Reuters)

Para acceder al estadio, cuyas puertas se abrirán a las 18 horas del sábado si bien se recomienda acudir antes para evitar aglomeraciones en los controles de seguridad, se establecerá también una férrea división. Mientras los aficionados del Liverpool entrarán por la puerta 3, situada en el Fondo Sur del Metropolitano, los del Tottenham lo harán por la puerta 17, situada en el Fondo Norte.

Festival Champions

Allí, sobre el césped del Metropolitano, aguardará un trofeo que llegó a Madrid el 11 de mayo de la mano de los exfutbolistas Roberto Carlos y Paulo Futre, quienes lo depositaron en el Palacio de Cibeles para ser trasladado una quincena después al Centro de Turismo de la Plaza Mayor, donde durante tres días los aficionados pudieron fotografiarse con la 'orejona' antes de que este jueves fuese trasladada a la Puerta del Sol, uno de los principales escenarios del Festival Champions junto a la Plaza Mayor, convertida en un gran campo de fútbol que acogerá, entre otras actividades, el Torneo Ultimate Champions (viernes 30, a las 17:00 horas), que contará con leyendas de la UEFA Champions League en un pequeño campeonato de partidos de cinco contra cinco. La música será la principal protagonista en la Puerta del Sol, por donde desfilarán artistas como el cantante y compositor Sebastián Yatra (jueves 30), el dúo belga de música electrónica Dimitri Vegas & Like Mike (viernes 31) y el colombiano Carlos Vives (sábado 1 de junio).

Otros puntos del centro de Madrid como la plaza de Callao, la calle Preciados o la plaza de Oriente, donde se podrá ver una versión hinchable y gigante de la 'orejona', acogerán también actividades con las que los aficionados de Liverpool y Tottenham podrán disfrutar tras el fuerte desembolso que conlleva acudir a una ciudad en la que los precios de los alojamientos se han disparado conforme se acercaba el partido, con una ocupación hotelera por encima del 95% para un precio medio por habitación de más de 300 euros y en la que muchos particulares han aprovechado para hacer su 'agosto' a la vera de un evento que dejará alrededor de 60 millones de euros en la capital.