Grupo F I Jornada 1

Ni Ter Stegen arranca una sonrisa a Messi

Lionel Messi, durante el partido en Dortmund./EP
Lionel Messi, durante el partido en Dortmund. / EP

El portero alemán salvó al Barça de una derrota dolorosa en el inicio de la Liga de Campeones pese al regreso de Leo en la media hora final, pero Valverde pierde a Alba por lesión y sigue buscando la mejoría

P. RÍOSBarcelona

La afición del Barça anda algo crispada por el hecho de que Ernesto Valverde concediera otro día de descanso en la jornada posterior al pobre partido realizado por el equipo azulgrana en Dortmund en el comienzo de la Liga de Campeones. La sensación tras un afortunado 0-0, un punto obtenido gracias a la actuación milagrosa de Ter Stegen, quien incluso paró un penalti a Reus entre otras intervenciones de mérito ante el propio delantero alemán, es que el único que se merecía 24 horas de relax era el guardameta azulgrana y que el resto necesita trabajar los automatismos y potenciar un entrenamiento más físico por mucho de que el equipo viva de la técnica. En Europa, ya no hace falta decirlo más, es necesario dar el máximo nivel en juego y entrega.

Ni la reaparición de Leo Messi, que jugó la última media hora hora entrando por el juvenil Ansu Fati, alegró el reencuentro del Barça con la competición europea tras aquella debacle en Liverpool. El 4-0 en Anfield parece lejano, pero muchos volvieron a revivirlo en la segunda parte del Signal Iduna Park, cuando el equipo de Lucien Favre apretó con su presión y demostró más energía y velocidad que el conjunto de Ernesto Valverde. Crecen las sospechas de que el Barça se aguanta físicamente con pinzas y Valverde las alimentó sustituyendo a Sergio Busquets a media hora del final pese a que el centrocampista de Badia del Vallès sigue siendo fundamental por su clarividencia en la salida del balón. El técnico culé ya prefiere capacidad de reacción si hay que correr hacia atrás antes que primer pase en la creación.

En ese sentido, De Jong sí ha encajado tanto por su juego como por su capacidad para recuperar balones a los que llega gracias a sus piernas jóvenes. Y Griezmann, el otro gran fichaje, a falta de incidencia en el ataque está mostrando un elogiable espíritu de sacrificio bajando con el lateral, sacando balones del área propia y haciendo un kilometraje poco habitual para un delantero en el Barça, aunque ello tenga una incidencia negativa en su frescura ofensiva. Con Messi, eso sí, ya se ganó en control de balón y en capacidad de intimidación. Todo el mundo espera que cuando recupere el ritmo competitivo, todo cambie.

El 0-0 en Dortmund acabó siendo un buen resultado porque el Borussia Dortmund generó más ocasiones. Afortunadamente, pese a la presión que se autoimpuso con su conflicto público y oral con Manuel Neuer (Bayern) por la titularidad de la selección alemana, Ter Stegen completó otro partido maravilloso y se reivindicó ante Joachim Löw, su seleccionador, y sus compatriotas.

Junior, el lateral zurdo llegado del Betis tras ganar el Europeo Sub-21 con España, debería tener ante sí la oportunidad de ser titular tras la lesión en Dortmund de Jordi Alba, quien sufrió una dolencia muscular en el bíceps de la pierna izquierda. Debería estar unas dos o tres semanas de baja y se perdería tres partidos como mínimo: Granada, Villarreal (entre semana) y Getafe. Se une a las bajas de Umtiti y Dembélé, aunque el extremo está a punto de recibir el alta. Si hay fondo de armario, es un buen momento para demostrarlo.