Dieciseisavos | Vuelta

Fornals eleva al Villarreal en Europa

Pablo Fornals celebra el gol del empate./AFP
Pablo Fornals celebra el gol del empate. / AFP

El conjunto de Calleja logra el pase a octavos en un partido que se complicó tras un grave error de Funes Mori

JUANJO GONZALOMadrid

Tres años más tarde y con una buena dosis de sufrimiento de por medio, el Villarreal vuelve a los octavos de final de la Liga Europa. Cualquiera hubiera pensado que los de Javier Calleja tenían en estos dieciseisavos una ronda maldita, y más tras el duro choque disputado en el Estadio de La Cerámica, en el que el Sporting se encontró un gol, sin quererlo, cuando parte de los asistentes abandonaban su vomitorio para disfrutar de la pausa del encuentro. El mayúsculo error de Funes Mori lo iba a solventar, en el último tramo del choque, un equipo cuya filosofía parece haber cambiado de la noche a la mañana. El 'Submarino', tras ese tanto de Fornals y una buena dosis de suerte muy al final, sigue su camino.

Se esperaba un partido complicado desde el inicio, con el Sporting apretando en ataque y mostrando el desborde y la pegada que atesoran parte de sus futbolistas, pero los de Marcel Keizer apenas generaron juego, mostrando una imagen decepcionante durante la primera mitad. Fueron 45 minutos en los que estuvieron a merced de un Villarreal dominador, que propuso un partido muy tranquilo y volvió a formar con una línea de cinco zagueros en la que Mario Gaspar fue un improvisado central. En la previa del encuentro Calleja había anunciado rotaciones, realizando hasta siete cambios con respecto al partido frente al Sevilla, entre los que se encontraban los canteranos Raba o Llambrich, y Gerard Moreno. El Estadio de la Cerámica sigue esperando al punta, fichado esta campaña del Espanyol y sin apenas presencia hasta el momento. Lo intentó el catalán, que tuvo la opción más clara del 'Submarino' en la primera parte, con la inestimable ayuda de Alfonso Pedraza. Sigue demostrando el carrilero izquierdo que es, probablemente junto a Cazorla, el jugador más en forma del Villarreal.

Buscaba Calleja, con ese dibujo, mantener la fortaleza defensiva mostrada en los últimos choques. El guion del partido se torcería en el tiempo añadido del primer tiempo, con el inesperado protagonismo de Funes Mori tras un grave error en el control que daba la oportunidad de igualar la eliminatoria a Bruno Fernandes en la única ocasión de los portugueses. No iba a fallar el talentoso futbolista luso, uno de los nombres más importantes del Sporting, que batía a Andrés a placer.

1 Villarreal

Andrés Fernández; Miguelón (Cazorla, min. 71), Mario Gaspar, Víctor Ruiz, Funes Mori, Pedraza; Javi Fuego (Iborra, min. 63), Manu Trigueros, Fornals; Raba (Toko Ekambi, min. 58) y Gerard Moreno.

1 Sporting de Portugal

Romain Salin; Ristovski (Luiz Fhellype, min. 83), Tiago Ilori, Sebastián Coates, Cristian Borja, Jefferson; Nemanja Gudelj, Wendel, Bruno Fernandes; Abdoulay Diaby (Raphinha, min. 77) y Bas Dost.

GOLES:
0-1: min. 45, Bruno Fernandes; 1-1: min. 80, Fornals-
ÁRBITRO:
Pavel Kralovec (República Checa). Expulsó en el minuto 50 a Jefferson por doble amarilla. Amonestó a Gerard Moreno por parte del Villarreal, y a Bruno Fernandes, Ilori por parte del Sporting.
INCIDENCIAS:
Partido de vuelta de dieciseisavos de final de la Liga Europa disputado en el Estadio de La Cerámica, ante unos 14.000 espectadores con presencia de más de un millar de aficionados portugueses.

Un tanto que el Sporting apenas tuvo tiempo de saborear tras el descanso. Cinco minutos habían transcurrido cuando llegó la segunda amarilla de Jefferson por un torpe pisotón sobre Miguelón. Como en el encuentro de ida, los de Keizer volvían a perder a su lateral izquierdo. Fue un punto de inflexión para el Villarreal. Calleja no lo dudó y dispuso de toda la artillería, con las salidas de Toko Ekambi, Cazorla e Iborra, obligando al Sporting a encerrarse en su campo.

Demasiado tiempo para aguantar el resultado en unos minutos que se hacían eternos para los lusos. Tras varias ocasiones, fue en una combinación entre Cazorla, Toko Ekambi y Fornals que finalizaría el castellonense, cuando el Estadio de La Cerámica y el banquillo amarillo volvían a celebrar tan ansiado gol. Pudo sentenciar el Villarreal, sobre todo en una clara opción para Ekambi que atrapó muy bien Salim, aunque tocó sufrir una vez más en los instantes finales del choque con un balón que hizo enmudecer a los aficionados del 'Submarino'. Ni el propio Bas Dost, que mandó el balón lejos de la portería con Andrés prácticamente batido, podía creerlo.