Jornada 37

El Alavés regala un triunfo a su afición ante un Athletic sin pegada

Ibai Gómez y Mikel Rico disputan un balón. /Adrián Ruiz de Hierro (Efe)
Ibai Gómez y Mikel Rico disputan un balón. / Adrián Ruiz de Hierro (Efe)

Los blanquiazules se llevaron los tres puntos en el derbi vasco en Mendizorroza

EFEVitoria/Bilbao

El Deportivo Alavés se llevó el derbi ante un Athletic Club sin pegada y regaló un triunfo a su afición en el último choque de la temporada en Mendizorroza, con goles de John Guidetti, Munir El Haddadi e Ibai Gómez, mientras que Iker Muniain fue el goleador visitante.

Los rojiblancos dominaron durante la primera media hora y tuvieron una mayor posesión de balón en los 90 minutos, pero el gol anotado con fortuna por el sueco John Guidetti marcó un antes y un después en el ánimo de los dos equipos.

El plantel vitoriano se encontró más cómodo en la segunda parte, donde pudo anotar dos goles más y sentenciar el derbi vasco con un 3-0, que recortó el Athletic con el gol de Iker Muniain.

3 Alavés

Pacheco; Martín, Laguardia, Maripán, Alexis (Wakaso, min. 53); Ibai Gómez, Tomás Pina, Manu García, Alfonso Pedraza; Munir (Ely, min.85) y Guidetti (Sobrino, min. 75).

1 Athletic

Kepa, De Marcos (Córdoba, min.65), Unai Núñez, Yeray, Iñigo Martínez, Saborit; Beñat, Mikel Rico (San José, min. 40); Muniain, Williams y Aduriz.

GOLES:
1-0, m.42: Guidetti. 2-0, m.60: Munir, de falta directa. 3-0, m.77: Ibai Gómez. 3-1, m-79: Muniain.
ÁRBITRO:
Estrada Fernández (C. Catalán). Amonestó a los locales Maripán (min. 31), Munir (min. 34) y a los visitantes Beñat (min. 27), Saborit (min. 33), Yeray (min. 58), San José (min. 72) e Iñigo Martínez (min. 92).
INCIDENCIAS:
Partido correspondiente a la trigésimo séptima jornada de LaLiga Santander, disputado en un repleto estadio de Mendizorroza de Vitoria con 19.458 espectadores. En el descanso del encuentro tuvo lugar un homenaje a la plantilla alavesista que ascendió a Primera División en la temporada 1997-98.

La escuadra bilbaína comenzó con la intención de llevar la voz cantante, mientras el Alavés esperaba atrás, dispuesto a coger la espalda de los tres centrales que volvió a colocar José Ángel «El Cuco» Ziganda y que tan buen resultado le dio en la jornada anterior ante el Real Betis.

Después de dos llegadas de Iñaki Williams, la primera ocasión del partido fue para el alavés Óscar De Marcos, que en el minuto 8 buscó sorprender por abajo a Fernando Pacheco en una jugada ensayada a la salida de un córner, pero el portero pacense atrapó el balón sin problemas.

Seguidamente, fue Ibai Gómez el que estuvo cerca de hacer el primero, después de plantarse dentro del área rojiblanca con un buen contraataque albiazul, pero el balón se le quedó atrás y no consiguió dirigir entre los tres palos el disparo con la izquierda.

A pesar de las pocas ocasiones, los vizcaínos dominaban el centro del campo y se acercaban a los dominios de Fernando Pacheco a través de las jugadas a balón parada.

Iñaki Williams tuvo la ocasión más clara del encuentro, cuando remató al larguero una cesión de Iker Muniain en el minuto 19, después un gran desmarque del «diez» navarro, que jugó entre las líneas de un Alavés bien plantado.

Una recuperación del Athletic en el 25, acabó un disparo de Aritz Aduriz desde la corona del área que el guardameta babazorro envío a saque de esquina con reflejos.

Los rojiblancos bajaron la intensidad después de una media hora de dominio, aunque sin muchas ocasiones, pero el Alavés continuó con su presión y tuvo el premio en un desafortunado despeje de Kepa Arrizabalaga.

Al filo del descanso, El guardameta visitante intentó quitarse el balón de encima, pero el sueco John Guidetti se echó encima y el esférico golpeó en el delantero del Glorioso, para golpear de nuevo en el portero y entrar en la portería bilbaína.

En la reanudación el Athletic buscó la igualada con ahínco, pero los albiazules se mantuvieron firmes ante los intentos del cuadro de Ziganda, que se vio obligado a introducir a Mikel San José antes del descanso, por la lesión de Mikel Rico.

Algo similar le ocurrió a Abelardo en el comienzo de la segunda mitad con Alexis Ruano, para dar entrada a Wakaso Mubarak y retrasar a Alfonso Pedraza al lateral izquierdo.

En el minuto 60 Munir El Haddadi fue objeto de falta y él mismo, de falta directa por la escuadra, amplió la renta a favor de un Deportivo Alavés que mejoró sus prestaciones en la segunda mitad.

Con el 2-0, el Alavés intentó ralentizar el duelo, pero no renunció al ataque y en el minuto 77, la zaga rojiblanca no consiguió despejar un centro por bajo de Alfonso Pedraza e Ibai Gómez perforó la portería de Kepa Arrizabalaga para poner el 3-0, aunque el Athletic recortó distancias en la jugada posterior con un gol de Iker Muniain tras una jugada a balón parado.

El equipo rojiblanco lo intentó hasta el pitido final, pero no estuvo fino en los últimos metros y la victoria se quedó en Mendizorroza.

 

Fotos

Vídeos