Jornada 1

Valencia y Atlético posponen su candidatura

Kondogbia conduce la pelota ante Griezmann y Saúl. /José Jordán (Afp)
Kondogbia conduce la pelota ante Griezmann y Saúl. / José Jordán (Afp)

Correa adelantó a los rojiblancos y Rodrigo puso las tablas en la segunda parte en un partido frenético y con ocasiones

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

El Valencia y el Atlético querían presentar sus candidaturas a la Liga, pero de momento tienen que posponerlas. El duelo en Mestalla se antojaba partido grande y valencianistas y rojiblancos lo confirmaron aunque tuvieron que conformarse con un punto. El Atlético llegaba con el subidón que le otorgó el triunfo en la Supercopa de Europa y el Valencia con la ilusión que da comenzar la temporada del Centenario y con una plantilla que invita a soñar. El Valencia salió con más ganas y con un Rodrigo motivado que supo meterse entre los centrales y los dos mediocentros atléticos para crear las primeras ocasiones de peligro pero sin puntería. Los de Simeone se sentían cómodos en el campo sabedores de haber vivido este partido muchas veces. Ocasiones del rival con un Jan Oblak como espectador y en la primera ocasión clara, gol a favor. Es la diferencia entre jugar con fuego real y de fogueo.

El tanto llegó gracias a Antoine Griezmann. Las estrellas no sólo son buenas por lo que hacen sino por lo que imponen. El francés se hizo hueco para soltar un latigazo desde la frontal y la defensa del Valencia salió a evitarlo. El galo, más listo que nadie, se sacó de la chistera un pase sin mirar al lado contrario para que Correa se quedara sólo ante Neto para batirle con un toque sutil. Un regalo del francés que aprovechó a la perfección el argentino. Con el marcador a favor el balón cambió de dueño y Diego Costa tuvo el segundo tras romper a Garay, pero una mano salvadora de Neto lo evitó.

1 Valencia

Neto, Piccini, Garay (Diakhaby, min. 67), Gabriel Paulista, Gayà, Kondogbia, Parejo, Soler (Batshuayi, min. 76), Wass, Santi Mina (Gameiro, min. 67) y Rodrigo.

1 Atlético

Oblak, Juanfran, Savic, Godín, Filipe, Koke, Saúl, Lemar (Vitolo, min. 62), Correa (Thomas, min. 82), Griezmann (Gelson Martin, min. 72) y Diego Costa.

Goles:
0-1: min. 25, Correa. 1-1: min. 56, Rodrigo.
árbitro:
Gil Manzano (Extremeño). Amonestó a Savic (min. 12), Garay (min. 45), Juanfran (min. 51), Filipe Luis (min. 62) y Rodrigo (min. 70).
Incidencias:
Partido correspondiente a la primera jornada de Liga 2018-19, disputado en el estadio de Mestalla. El Valencia hizo pasillo de honor al Atlético de Madrid como campeón de la Supercopa de Europa.

El partido se reanudó eléctrico. Diego Costa se iba sólo ante Neto pero Garay le placaba de forma clara. Era falta y la segunda amarilla para el central valencianista, pero Gil Manzano entendió que ni lo primero ni -obviamente- lo segundo. El Atlético mordía en cada llegada y una internada de Correa dejaba el segundo en las botas de Costa, pero el hispano-brasileño no llegó cuando ya se celebraba. El Atleti se sentía demasiado cómodo con el gol de ventaja y no terminaba de rematar la faena con un segundo tanto que le dejara los tres puntos en su haber y el Valencia, en cambio, se mostraba más ambicioso y quería más. Al menos lo buscaba. Y si en la primera el que jugaba con fuego real era el Atleti, en la segunda fue el Valencia y en el primer disparo a puerta empató el partido. Rodrigo controló con el pecho en el área -tras una inusual fallo de Godín- y batió a Oblak a quemarropa. Tablas en el marcador y vuelta a empezar.

Ocasión tras ocasión

El Valencia, con el impulso que da el gol, se adueñó del balón y tuvo el segundo con un remate de cabeza de Paulista -tras un saque de esquina de Parejo- que se estrelló en el poste de un Oblak batido. Marcelino le ponía más picante al partido con la entrada de Kevin Gameiro y Batshuayi, mientras que Simeone apostaba por Vitolo y Gelson, que debutaba con los rojiblancos. Le salió mejor el plan al técnico rojiblanco que se hizo con el balón y empezó a generar ocasiones pero seguía jugando con armas de fogueo y eso, para querer aspirar a grandes metas puede convertirse en un lastre.

El partido estaba precioso con los dos equipos al ataque y la victoria podía caer para cualquiera de los dos lados. La tuvo el Valencia en botas de Wass, pero apareció Oblak para hacer otro de sus milagros. Gameiro, en el descuento, pudo amargar a sus ex compañeros, pero como cuando vestía la rojiblanca, en lugar de anotar el gol lo estrelló en el portero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos