Jornada 36

Sin pasillo en el último clásico de Iniesta

Iniesta y Varane en el clásico de la ida/AFP
Iniesta y Varane en el clásico de la ida / AFP

Zidane acusa al Barça de no haber cumplido con la tradición en agosto y diciembre mientras que Valverde lamenta el «ruido» que se genera al ser el gesto entre «rivales directos»

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

'El pasillo'. Es curioso, pero esta vez el mal denominado 'partido del siglo' ha pasado a ser el del pasillo. Y curiosamente, como sucedía en 'Ciudadano Kane' o 'Rebeca', se lleva todo el protagonismo algo que no tendrá visibilidad alguna en el espectáculo. «Ya hemos hablado mucho de eso. No considero que nos falten el respeto por no hacer el pasillo. Es algo que, seguramente, por mucho que se hable no tendrá importancia», dijo algo hastiado Ernesto Valverde cuando le informaron que Zinedine Zidane horas antes había confirmado que no habría madridistas escoltando la salida al campo del nuevo campeón liguero. «Me parece bien, ya está. Hay mucho ruido. Parece que hay que hacer una encuesta. Pero cuando hay tanto ruido, a veces dices: ya está bien. El Depor nos hizo el pasillo, no somos rivales tan directos», quiso zanjar el preparador azulgrana.

Zidane volvió a aclarar su decisión de que no haya pasillo de honor al Barcelona debido a que, considera, su rival rompió la tradición al no hacerlo en agosto (con motivo de la Supercopa europea) ni tampoco en diciembre (por el Mundial de Clubes). Además, negó que haya sido una sugerencia de la presidencia. «No es así, no soy quién para decidir solo que no se haga el pasillo. Hay que hablar un poco de la situación. Después del Mundialito entiendo que para ellos no era importante hacer el pasillo. Después del Mundialito para ellos no era importante hacer el pasillo y alguno dicen que no estaban en la competición (en relación a las palabras de Jordi Alba). Y eso es mentira. Hay que ganar la Champions para jugarlo. Ellos no hicieron pasillo y nosotros no vamos a hacerlo. Pero respeto y felicito al Barcelona por ganar la Liga. Pasó eso y es una cuestión mía, nada del club. Si hicieron el pasillo. No voy a romper nada de lo que había antes. Pero tampoco no voy a hacer una cosa que ellos no hicieron», afirmó.

Iniesta, tocado, quiere estar

El técnico no cree que se haya perdido la esencia de hacer el pasillo y ahora se considera más una humillación. «Ni una ni otra, lo que expliqué es lo que pasó, no me meto en si ha perdido su esencia o no. Ahora se ha roto, pero no podemos decir que el Madrid lo ha roto, porque no es verdad». Tampoco tienen previsto algún detalle con Andrés Iniesta, que jugará su último clásico tras 38 encuentros desde 2004. «Nada, el detalle, como siempre. Lo dije el otro día, es un jugador que admiramos, no es un jugador cualquiera. Lo que ha hecho, lo que es como persona, lo que es Iniesta lo sabemos todos. Entonces, sólo, saludar, felicitarle y darle la suerte para su futuro».

Valverde por su parte reconoció que el manchego (con un balance de 16 victorias, 9 empates y 12 triunfos ante los blancos) está algo tocado en el sóleo de la pierna izquierda. «Esperamos que esté. Ayer (viernes) hizo una parte y hoy (sábado), seguramente, lo hará todo. Hablaré con él para ver cuáles son sus sensaciones. Eso es lo más importante. Se conoce y, si se siente bien, jugará. Él sabe que para estos partidos tienes que estar perfectamente», explicó antes de desvelar cómo se enteró que su capitán dejaba el club a final de campaña. «Me lo dijo él hace un mes, mes y medio. Evidentemente yo no iba a decir nada. Intercambiamos impresiones. Creo que estaba bastante meditado. Cuando el que te lo dice lleva muchos años en el fútbol, tiene un bagaje, es algo meditado. No fue una charla en la que yo le intentara convencer. Son cuestiones en las que cada uno sabe dónde está».

El último clásico llega unas horas después de que el Consejo de Ministros concediese al capitán culé la Gran Cruz de la Real Orden del Mérito Deportivo, máxima distinción que otorga el Gobierno en el ámbito deportivo y que recibieron en el pasado, entre otros Xavi, Casillas y Vicente del Bosque. «Tu aportación al deporte y al fútbol español es impagable, por eso la Gran Cruz de la Real Orden del Mérito Deportivo es más que merecida. Enhorabuena», aseguró José Ramón Lete en las redes sociales. Habrá otros clásicos. Llegarán nuevos tiempos. Y algunos en Barcelona ya añoran momentos pasados. Con la marcha de Iniesta, la próxima temporada sólo quedarán tres supervivientes (Messi, Busquets y Piqué) del recordado 5-0 al equipo blanco, considerado por la afición como uno de los mejores momentos entre Barcelona y Real Madrid en el Camp Nou.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos