Jornada 38

El Sevilla deja al Athletic sin Europa League

Ben Yedder celebra el gol anotado ante el Athletic. / Afp

Los goles de Ben Yedder y Munir y la victoria del Espanyol apean a los vascos de la séptima plaza en el último partido

EFESevilla/Bilbao

Sevilla y Athletic Club cierran el sábado la temporada española con un duelo crucial en el Sánchez Pizjuán, donde están en juego las plazas europeas e incluso la 'Champions' para los sevillistas, por sus remotas opciones de acabar cuartos, o evitar en ambos casos las previas de Liga Europa si son séptimos.

Este choque decisivo en la última jornada reúne todos los ingredientes para ponerle la manida etiqueta de 'final'. Se miden el sexto y el séptimo y se juegan gran parte del año en solo 90 minutos, aunque a priori los sevillistas llegan con cierta ventaja por tener ya garantizada la séptima plaza, mientras que el Athletic, pese a una espectacular remontada, aún podría quedarse sin Europa.

Por ello, acabar séptimo sería un premio para los bilbaínos, que aún así, más allá de asegurarse una plaza europea, quieren ser sextos y eludir las tres fastidiosas previas de la Liga Europa, un logro que se vería como muy menor en el equipo del barrio de Nervión, que ya tuvo que pasar por ese trance el verano pasado.

En el caso del Sevilla, tras una movida campaña con cambio de técnico incluido, no paliaría su decepción porque sus aspiraciones eran acabar en puestos de Liga de Campeones, objetivo para el que aún tiene opciones, pero muy lejanas, pues tendría que ganar y que Valencia y Getafe, con los que pierde en la diferencia particular de goles, caigan derrotados en Valladolid y frente al Villarreal.

El Athletic, desde la llegada de Gaizka Garitano al banquillo en la jornada 15, ha pasado desde los puestos de descenso -era decimoctavo a tres puntos del Villarreal que había ganado 0-3 en San Mamés- hasta la séptima plaza en la que se encuentra, y que da billete continental.

El equipo del técnico de Derio puede ser incluso sexto, lo que le evitaría las tres previas, pero para ello debería ganar. Un resultado que, a su vez, bajaría al Sevilla al séptimo puesto.

Así las cosas, un empate podría beneficiar tanto al Sevilla como al Athletic, lo que ha levantado las suspicacias en rivales como Real Sociedad y Espanyol, aunque ambos equipos han dejado caro que saldrán a ganar porque en fútbol, «de antemano, no se puede pactar nada», en palabras del entrenador sevillista, Joaquín Caparrós.

El utrerano, que también es una institución en Bilbao por el buen recuerdo que dejó como técnico del Athletic, tiene lo justo para una cita vital que afronta con seis bajas y condicionan, en especial, su medio campo por las sanciones del argentino Éver Banega y Roque Mesa, y la enésima lesión del galo Maxime Gonalons.

A expensas de otras variantes, no le quedaría más remedio que apostar por dos mediocampistas poco utilizados como el croata Marko Rog y el francocamerunés Ibrahim Amadou, quizás con la ayuda del argentino Franco Vázquez y con Munir El Haddadi y el galo Wissam Ben Yedder, su máximo goleador, en punta. Además, siguen de baja los lusos Daniel Carriço y André Silva, y el austriaco Max Wober.

Gaizka Garitano sí cuenta con toda la plantilla disponible a excepción de Gorka Guruzeta, que ha sufrido una grave lesión de rodilla, aunque el joven delantero estaba en las últimas semanas más en la dinámica del filial, con el que se lesionó, que del primer equipo.

Por tanto, el entrenador rojiblanco podrá echar mano de su equipo titular, sobre el que apenas hay dudas.

Las suele haber antes de cada encuentro en las bandas de medio campo, pero, después del buen partido de la última jornada en San Mamés frente al Celta (3-1), podrían repetir Iker Muniain, de los más destacados del choque, e Ibai Gómez.

Junto a ambos jugarían de inicio en ataque Raúl García e Iñaki Williams. Y, por detrás, Iago Herrerín en la portería; Ander Capa, Yeray Álvarez, Iñigo Martínez y Yuri Berchiche en la línea de cuatro defensiva; y Dani García y Beñat Etxebarria en el doble pivote.

El Sevilla, gracias a su victoria por 2-0, aseguró la sexta plaza en la tabla, que le vale para jugar la Liga Europa sin eliminatorias previas, pero deja fuera de la séptima al Athletic, que fue incapaz de lograr el punto que le hacía falta para mantenerla y volver a la competición continental.

Un gol del francotunecino Wissam Ben Yedder, cuando moría la primera parte, y otro de Munir en la prolongación de la segunda, fue suficiente para la victoria local, mientras que la decepción llegó al Athletic, que vio como Íñigo Martínez estrelló un balón en el larguero para el 1-1 y en la misma jugada el Sevilla remató el partido con su segundo tanto.

A las muchas bajas que presentó el cuadro hispalense para este partido, entre ellos por sanción sus dos centrocampistas más utilizados, el argentino Éver Banega y Roque Mesa, se presentaron dos mas de última hora, una de otro futbolista básico en el esquema, el extremo Pablo Sarabia, y el meta habitual suplente Juan Soriano, ambos por un virus intestinal.

Estos dos jugadores, incluidos en la convocatoria facilitada el viernes, fueron suplidos este sábado por el lateral brasileño Gilherme Arana y el meta del filial Javi Díaz.

Sin estas significativas ausencias, el equipo de Joaquín Caparrós afrontó un choque en el que debía certificar la sexta plaza en la que accedieron a este partido y evitar la séptima, que obligaría a jugar en verano tres rondas previas de la Liga Europa.

El conjunto bilbaíno, por su parte, sacó un once mucho más previsible, con el que tan buen rendimiento ha ofrecido en la segunda parte de la campaña.

En este equipo estaba el centrocampista navarro Raúl García, que cumplía su partido 450 en Primera División entre sus etapas en el Osasuna, Atlético de Madrid y Athletic Club.

2 Sevilla

Vaclík; Jesús Navas, Mercado, Kjaer, Escudero; Aleix Vidal (Nolito, m.80), Amadou, Rog (Gnagnon, 46) Franco Vázquez (Bryan Gil, m.69); Munir y Ben Yedder.

0 Athletic

Iago Herrerín; Capa, Yeray, Iñigo Martínez, Yuri; Dani García (San José, m.76), Beñat, Muniain, Raúl García, Balenziaga (Ibai, m.55); y Williams (Aduriz, m.76).

goles:
1-0, M.44: Ben Yedder. 2-0, M.92: Munir.
árbitro:
José María Sánchez Martínez (Comité Murciano). Amonestó a los visitantes Dani García (m.19) y Raúl García (m.29) y a los locales Rog (m.36), Gnagnon (m.55), Navas (m.60) y Mercado (m.65).
incidencias:
partido de la trigésima octava y última jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante unos 28.000 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones y temperatura agradable.

Con estas premisas se inició el partido a la expectativa, porque el Sevilla no quiso renunciar a una victoria que le tenía atento a los resultados adversos del Valencia y Getafe en la remota posibilidad de acceder a la cuarta plaza, que da derecho a disputar la Liga de Campeones, pero el Athletic necesitaba los tres puntos para subir a la sexta o, al menos, el empate para asegurar la séptima sin depender del resultado del Espanyol-Real Sociedad.

Se notó mucho que el miedo a salir derrotado y perder así el botín que ambos tenían con el empate prevaleció sobre otros intereses, y así se rebasó el primer cuarto de hora sin que ninguno rematara a puerta y que se preocuparan mas de no pasar peligro.

Un dato del centrocampismo que imperó fue el que el primer córner llegó a los veintiocho minutos, que sacó sin consecuencias el Sevilla, que fue el equipo que buscó algo más la portería rival y a que rebasada la media hora sí estuvo cerca de poner el 1-0 con un remate de cabeza del lateral Sergio Escudero en el que el balón salió cerca de un poste.

Otro remate con intención de Jesús Navas, en el que el balón se fue por encima del larguero, fue un nuevo intento local, preludio del 1-0 sevillista poco antes del descanso, obra del punta francotunecino Wissam Ben Yedder, muy atento en el rechace del meta Iago Herrerín.

En la segunda parte, el equipo que entrena Gaizka Garritano veía peligrar la séptima plaza y más después de que el Espanyol se adelantase ante la Real, por lo que no tuvo mas remedio que irse por un nuevo empate y eso se notó sobre el césped, en el que los visitantes empezaron a acercarse a la portería del checo Tomas Vaclík.

En el minuto 65 el colegiado murciano José María Sánchez Martínez señaló penalti por mano del argentino Gabriel Mercado pero después rectificó tras consultar con el VAR, con lo que los visitantes perdieron la oportunidad para poner el 1-1.

Pese a ello, la formación vizcaína apretó ya con Ibai Gómez, Mikel San José y Arritz Aduriz en el campo ante un rival reculado y al que le duró poco el balón en su poder, con lo que llegaron las ocasiones para la ansiada igualada que le mantuviera en Europa, aunque ésta no apareció ante la desesperación vasca.