«Si el Real Burgos tiene derecho a la plaza, lo lógico es que se la den la próxima campaña»

David Nieto, en las oficinas del club./Antonio Quintero
David Nieto, en las oficinas del club. / Antonio Quintero

El mandatario del Palencia Cristo, David Nieto, espera que se dé una solución a este conflicto

Álvaro Muñoz
ÁLVARO MUÑOZPalencia

Mientras la Tercera División sigue consumiendo jornadas de la presente temporada, la directiva del Real Burgos continúa defendiendo lo que cree que es suyo en los juzgados. El lunes se hizo público un escrito del presidente de la Federación de Fútbol de Castilla y León, Marcelino Maté, en el que solicitaba a la Federación Española que admitiese al Real Burgos en Tercera, después de que a la institución regional le haya sido notificada una nueva Providencia, por la que se requería a la federación autonómica dar cumplimiento a lo acordado, es decir, para el mantenimiento e inscripción del Real Burgos en Tercera.

Ese comunicado ha vuelto a generar ciertas dudas entre los clubes del grupo VIII de Tercera División, que ya han empezado una competición con veinte equipos. La incorporación del conjunto burgalés añadiría un problema a todos los participantes, además de instalar la propia incertidumbre entre todos los equipos.

Más información

Ante tal situación, el presidente del Palencia Cristo, David Nieto, aboga por situaciones menos drásticas, si tuvieran que aceptar al Real Burgos en Tercera. «No estoy preocupado, porque entiendo que la competición no puede partir de cero a estas alturas. No me entra en la cabeza que tengamos que anular lo disputado. Imagínate que después de ocho jornadas nos dicen que tenemos que empezar de cero, después de estar trabajando desde julio. Es impensable por gastos, desplazamientos, resultados...», sentenció ayer el máximo mandatario del club palentino, quien apuesta por otras soluciones. «Si el Real Burgos tiene derecho a la plaza, lo lógico es que se la den para la próxima campaña. Esa puede ser una de las opciones», prosiguió.

Jornadas de diario

Otras de las opciones que pone sobre la mesa Nieto, siempre y cuando la RFEF acepte al Real Burgos en Tercera, es incluir los partidos del nuevo equipo los días de diario. «Esperemos que le den una solución fácil a este conflicto. Si le tienen que admitir, que le admitan y si tenemos que jugar en días de diario, pues lo haremos. Aunque ahora mismo, el Real Burgos no tiene ni entrenador, ni jugadores. Los que tenían se marcharon al inicio de la temporada», afirmó.

Y es que esta historia empezó en verano, ya que las fechas de los partidos, que deberían haber estado cerradas el 26 de julio, variaron el 16 de agosto por el auto del Juzgado de Primera Instancia número 5 de Valladolid, que daba la razón al Real Burgos en su litigio con la Federación de Castilla y León de Fútbol. Los burgaleses consideraban que la Federación había ignorado el reglamento que dice que la modificación del calendario solo puede hacerse por razones de causa mayor al retrasar el partido que enfrentaba al Real Burgos con la Arandina.

Los burgaleses siempre han defendido que la falta de tres jugadores no justificaba la decisión y solicitaban mantener la categoría. Por el momento, los tribunales les han dado la razón, aunque la RFEF prohibió que sean incluidos en el Grupo VIII de Tercera División.

«La medida cautelar solicitada por el Real Burgos CF SAD contra la Federación de Fútbol de Castilla y León, consistente en el mantenimiento e inscripción el Real Burgos en el grupo VIII de Tercera División de la Liga Nacional de Fútbol, incluyéndole a la hora de elaborar y conformar el grupo y el calendario de competición para la temporada 2018-2019 entre aquellos que han de disputar la misma», rezaba un auto que desbarató toda la planificación del Grupo VIII y que obligó a los equipos técnicos a correr para encontrar información y hacer el seguimiento de los nuevos equipos a los que se enfrentaban. Un trabajo extraordinario que no sirvió de nada, porque se volvió al calendario del 26 de julio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos