Amistoso

El buen fútbol no se refleja en ocasiones

Diego Costa, durante el partido Alemania-España en Düsseldorf. /AFP
Diego Costa, durante el partido Alemania-España en Düsseldorf. / AFP

Cuando España perdió el control el choque se convirtió durante unos minutos en un duelo de guardametas y brillaron De Gea y Ter Stegen

AMADOR GÓMEZ

El buen fútbol de España, primoroso durante 35 minutos de la primera parte, no se reflejó en ocasiones ante la campeona del mundo. Aunque la selección española dio una exhibición contra Alemania hasta que empató Müller, sólo disparó una vez a portería en ese período, cuando tras un pase magistral de Iniesta a Rodrigo el delantero del Valencia abrió el marcador en Düsseldorf, donde el equipo de Julen Lopetegui mostró talento y un sistema muy trabajado, con un teórico 4-2-3-1 al atacar y un efectivo 4-5-1 en el repliegue, sacudiéndose la presión de los germanos.

Iniesta, Isco y Silva dieron un recital a lo largo de la primera media hora, pero los españoles se recrearon demasiado al pisar el área contraria y también se echó muy en falta el disparo de media distancia. Aparte del gol, España sólo lanzó en una ocasión fuera de los tres palos en el primer tiempo. Pese a su superioridad, no generó España oportunidades, porque faltó remate y culminar el último pase. El toque, veloz y preciso, fue maravilloso, pero la selección de Lopetegui abusó de la combinación en ataque y no hubo definición, salvo en ese tanto de Rodrigo.

Tampoco pudo Isco batir a Ter Stegen al comienzo de la segunda mitad después de otra fantástica jugada de España llevada por Silva, entre un par de paradas milagrosas de De Gea, que en diez minutos salvó a España de que Alemania certificase la remontada. El portero del Manchester United impidió con un par de paradones otro gol de la selección de Joachim Löw, con una intervención genial a mano cambiada tras un disparo de Draxler y otra a Gündogan. El choque se convirtió entonces durante esos momentos en un duelo de guardametas, cuando España perdió el control y el partido se rompió, para pasar a inclinarse a favor de los locales.

Pese a la sensible ausencia de Busquets por lesión, Thiago funcionó en la primera parte en la posición del centrocampista catalán y España pasó por encima de Alemania en una primera mitad en la que ofreció sus mejores recursos futbolísticos, aunque atrás hubiese despistes, sobre todo por parte de los laterales, cada vez que Alemania se acercaba al área española. No fue sin embargo hasta la segunda parte cuando De Gea tuvo que aparecer para salvar a España, cuando los campeones mundiales dieron un paso al frente y España pegó un bajón importante.

Entonces fue Alemania superior a España, que buscó frescura con sus cambios y otra disposición, con Diego Costa como hombre más adelantado. El delantero hispano-brasileño dispuso de una gran ocasión en el minuto 76, pero se entretuvo demasiado y cuando quiso disparan lo hizo al trasero de Boateng. Alemania agradeció que Diego Costa estuviese tan lento en esa acción que pudo desequilibrar el choque en el tramo final.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos