Queen y dulce de leche en el Metropolitano | BURGOSconecta
Amistoso

Queen y dulce de leche en el Metropolitano

Un grupo de aficionados argentinos presentes en el Wanda Metropolitano. /Gabriel Bouys (Afp)
Un grupo de aficionados argentinos presentes en el Wanda Metropolitano. / Gabriel Bouys (Afp)

El estadio presentó un aspecto espectacular con 67.700 espectadores y un ambiente festivo y de hermandad entre las aficiones

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

La primera cita de España en el nuevo estadio del Atlético hizo que sus gradas cambiaran las camisetas rojiblancas para rescatar las rojas y recibir como se merece al combinado de Julen Lopetegui en un partido grande ante Argentina, la actual subcampeona del mundo. El primer duelo de España en el coliseo rojiblanco agotó las 67.700 localidades a la venta, aunque pocas horas antes del comienzo del choque los reventas hacían su agosto en plena Semana Santa intentando ‘colocar’ entradas a los más rezagados.

Los aficionados españoles se encontraron con una bandera en su asiento para que pusieran mucho más color al que ya había con la camisetas y la primera gran ovación de la noche llegó cuando saltaron David de Gea, Pepe Reina y Kepa Arrizabalaga a calentar. Bajo el atronador sonido de ‘We Will Rock You’, de Queen, el Metropolitano se puso en pie para aplaudir la salida de los otros 20 elegidos por Julen Lopetegui cuando saltaron a calentar. Aunque el primero en llevarse los aplausos del Metropolitano fue Gerard Piqué, cuando salió al césped en solitario y con el móvil en la mano para inmortalizar el estadio en su primer partido como sede de la selección.

Pero el ambiente se vivió también antes del partido en los aledaños del estadio gracias a la presencia de muchos aficionados argentinos residentes en España y que no quisieron perderse la oportunidad de ver en directo a su selección a pesar de la baja de última hora de Leo Messi. La afición albiceleste calentó desde bien temprano el partido con banderas, canciones, dulce de leche, bailes e incluso fuegos artificiales. Y todo ello amenizado por la hermandad de ambas aficiones, con fotos compartidas, ‘selfies’ y todo tipo guiños de unos a otros en un ambiente festivo y de concordia.

Un aficionado español.
Un aficionado español. / Pierre-Philippe Marcou (Afp)

El punto álgido de la fiesta se vivió en la puerta 10 del Metropolitano, donde los aficionados argentinos organizaron una quedaba, con batucada incluida, como homenaje a Leo Messi y Diego Armando Maradona, los dos históricos ‘10’ de Argentina.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos