Liga de Naciones

Ramos, en el ojo del huracán

Sergio Ramos, en una disputa con Harry Kane. /Carl Recine (Reuters)
Sergio Ramos, en una disputa con Harry Kane. / Carl Recine (Reuters)

Erró en los tres goles ingleses, estuvo desacertado en la salida de balón y dejó una polémica acción con Sterling por la que es criticado en Inglaterra

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

Uno de los que sale más tocado del encuentro entre España e Inglaterra es Sergio Ramos, pese a su gol postrero con el que alcanza 16 en 160 internacionalidades. Pese a ello, los aficionados no madridistas lamentan que con España no es tan decisivo y salvador como acostumbra en su club (sólo dejó aquel penalti a lo Panenka en la Euro 2012 para el recuerdo) mientras que sólo aciertan a recordar sus malos momentos en los grandes torneos. Empezó en la Confederaciones 2013 -su partido con Brasil se completó con el penalti marrado-, siguió un año después en el Mundial 2014 -Robben, Van Persie y Alexis le dejaron en evidencia-, no mejoró en la Euro 2016 -marró una máxima clave ante Croacia cuando el marcador era 1-1 y había muchos especialistas en el campo que condenó a La Roja al lado duro del cuadro- y el pasado Mundial en Rusia -con dos errores ante Marruecos muy llamativos-.

Algunos de esos fallos fueron decisivos, también en la fase de clasificación, como el penalti cometido en Turín. En Sevilla peor que sus pérdidas de balón (hasta 7 cuando arrancaba el juego) fue su actitud en los tres goles -no sigue a Kane en el 0-1, le dejó controlar en el segundo y tampoco estuvo atento al desmarque del capitán inglés que asistió a Sterling- le condena y además dejó una polémica acción con el propio Sterling -que marcó dos goles en Sevilla, los mismos que en los 45 duelos previos con su selección- en el suelo que en Inglaterra ha crispado a los aficionados, que aún recuerdan lo sucedido en la final de la Champions League ante el Liverpool con Mohamed Salah como principal damnificado. En tierras británicas hay muchos que creen que el capitán español acude a la zona del punta del City tras un encontronazo de este con Jonny para pisar, intencionadamente, al ariete cuando está en el suelo. Aunque en redes sociales se ha hecho viral no se puede decir que eso sucede como creen en las islas.

Ajeno a los comentarios que medios británicos y aficionados en las redes sociales hacían sobre la acción, el capitán -que suma 160 internacionalidades, a 7 de la histórica marca de Iker Casillas- compareció ante los medios tras la derrota. «Cometimos errores que nos penalizaron con gol, el rival te condena porque es de talla mundial. Lo mejor fue la reacción tras el descanso que supo a poco. Regalamos pero después le tuvimos encerrados en su portería. Lo bonito del fútbol es que da la oportunidad de dar vuelta a las cosas. Queda un partido en Croacia y tendremos que poner la máxima tensión. La gente vuelve a creer en el equipo», considera Ramos que siempre pide hacer valoraciones a final de campaña. «Ya lo he dicho, que disfruten los que tengan que rajar, porque con el tiempo, como ha pasado muchas veces antes, acabarán callados», dijo en Turín a modo de profecía, ya que meses después levantó una 'orejona' en Cardiff. Ahora su sueño es alzar un trofeo como capitán en 'La Roja'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos