Hípica

Álvarez Aznar se jugará en Burdeos estar en la final de la Longines Jumping FEI World Cup

Eduardo Álvarez Aznar./FEI/ Arnd Bronkhurst
Eduardo Álvarez Aznar. / FEI/ Arnd Bronkhurst

El mejor jinete español no pudo puntuar en la cita de Amsterdam celebrada este domingo

JESÚS BALLESTEROSÁmsterdam

Cual soldado veterano allá en la sombría guerra de Flandes, Eduardo Álvarez Aznar portaba la única enseña española en la Longines Jumping FEI World Cup celebrada este domingo en Amsterdam. El jinete madrileño buscaba acercarse a la gran final del campeonato del mundo de saltos que se celebrará en abril en Goteborg, pero no tuvo la suerte o templanza deseada y terminó con cero puntos en su cuenta personal tras quedar en la vigésimo sexta plaza con 9 puntos penalizados y un tiempo de 67 segundos y 63 centésimas.

Así, Álvarez Aznar se verá obligado a buscar el más difícil todavía en un par de semanas, en la cita de Burdeos (sábado 9 de febrero) en la que necesita escalar en la clasificación general lo máximo posible si de estar entre los 18 mejores jinetes en la final sueca se trata.

A día de hoy, el mejor jinete español del circuito cuenta con 27 puntos en su haber particular y ocupa la vigésima plaza en la clasificación mundial de la Longines Jumping FEI World Cup. Una buena participación en Burdeos le permitiría dar un salto importante en la tabla.

Será en apenas dos semanas muy cerca de la cita holandesa. Toda la presión para Álvarez Aznar tras no lograr los puntos deseados este domingo. Eduardo saltó con el mejor de sus caballos, Rokfeller, con el que estará también en la cita de agosto para buscar la clasificación con España para los Juegos Olímpicos del próximo año. Tras un inicio prometedor, no pudo superar el exigente circuito holandés sin fallo alguno e incluso llega a penalizar con un punto más por llegar fuera de tiempo. Algo que le ocurrió a otros mucho saltadores de la cita.

Que hasta siete de los 39 riders que se dieron cita en Amsterdam acabaran retirándose muestra el nivel de exigencia del circuito holandés, el cual contaba con una altura de 160 cm y 13 obstáculos.

De hecho, y más allá del resultado del jinete español, al final fue necesario llegar al jum-off para determinar el vencedor en la penúltima de las pruebas clasificatorias del Longines Jumping FEI World Cup. Una ronda final de saltos a la que lograron clasificarse lo más hábiles y rápidos jinetes en Holanda y de la que salió vencedor el sueco Henrik Von Eckermann con su caballo Mary Lou.

Más que emocionante fue esta ronda rápida de desempate que fue mejorando los tiempos con cada saltador. El alemán Daniel Deusser y el suizo Pius Schwizer se quedaban gélidos tras el arreó final del sueco que logró dejar la mejor marca en 33,01 levantando la grada abarrotado del RAI Amsterdam.

2 archivos adjuntos

 

Fotos

Vídeos