Atletismo

Gebreselassie y Farah se enredan en una gran disputa fuera de la pista

Haile Gebreselassie (i) y Mo Farah (c), junto a Kenenisa Bekele./AFP
Haile Gebreselassie (i) y Mo Farah (c), junto a Kenenisa Bekele. / AFP

El etíope ha acusado al británico de un comportamiento «vergonzoso» y de una agresión en su hotel en Etiopía, donde asegura haber sido víctima de un robo

COLPISA / AFP

Pelea abierta entre dos leyendas del atletismo a través de los medios de comunicación. El etíope Haile Gebreselassie ha acusado al británico Mo Farah, que corre el maratón de Londres el domingo, de un comportamiento «vergonzoso» y de una agresión en su hotel en Etiopía, donde el segundo asegura haber sido víctima de un robo.

El pasado 23 de marzo, en plena preparación para el maratón de Londres en Adis Abeba, Mo Farah asegura que le robaron unas 2.500 libras (2.900 euros) de su habitación del hotel que pertenece al doble campeón olímpico de 10.000 metros etíope, ahora retirado.

«Alguien tomó la llave de recepción, entró en mi habitación, tomó mi dinero, el reloj que me regaló mi mujer y dos teléfonos», explicó el miércoles en rueda de prensa Mo Farah, revelando varios mensajes enviados al etíope, a quien echa en cara su falta de reacción.

A través de un comunicado, Haile Gebreselassie respondió al cuatro veces campeón olímpico (dos veces en 5.000 metros y dos veces en 10.000) reprochándole un comportamiento «vergonzoso» durante su estancia en Etiopía.

Gebreselassie considera que estos mensajes parecen un intento de chantaje y que también había recibido varias quejas sobre el comportamiento del británico y de su equipo.

En una entrevista concedida este jueves al periódico 'The Guardian', Gebreselassie indicó que muchos testigos presenciaron un altercado entre Farah y una pareja de atletas en el gimnasio del hotel. De acuerdo con el etíope, el británico acusó al marido de seguirle, antes de darle patadas y puñetazos.

«No puede negarlo porque había mucha gente en el interior del gimnasio que vio la escena», dijo Gebreselassie. «Estaba casi en prisión preventiva pero hablé con la policía y les dije: 'Es Mo Farah, es un gran atleta, es un nombre conocido en el mundo entero'», contó el etíope.

«Se fue sin nada. Se marchó de Etiopía sin ningún interrogatorio. Y, al final, se disculpó por el ataque. 'De acuerdo, no hay problema, estaba muy enfadado, bla, bla, bla'. Siempre cuidé de él de diferentes maneras. Pero nos ha tratado mal», añadió Gebreselassie, que acusa también al británico de no haber abonado la factura completa de su estancia.

Versiones opuestas

Según una fuente del entorno de Farah, el atleta británico se encontraba realizando ejercicios especiales que fueron copiados deliberadamente por un atleta etíope. El atleta en cuestión atacó al compañero de entrenamiento de Farah, Bashir Abdi, y el británico simplemente trató de proteger a su amigo.

Según este testigo de la escena, se produjo una pelea, en la cual Farah golpeó accidentalmente a la mujer del atleta etíope a la altura del brazo. Por su parte, Gebreselassie niega el hecho de que la historia del robo haya sido tomada a la ligera, asegurando que cinco empleados del hotel estuvieron detenidos durante tres semanas. «La policía hace su trabajo minuciosamente pero no ha encontrado nada en el caso del robo», dijo en un comunicado.

Siempre según Gebreselassie, Farah contrató a un abogado etíope para pedir una compensación por el robo. «Nosotros tenemos nuestro propio abogado. Ahora empezará el combate y ya veremos. Uno de nosotros será el ganador», advirtió este jueves el campeón olímpico.

Los dos hombres, separados por diez años de edad de diferencia (46 años el etíope, 36 el británico), no se han enfrentado casi nunca. En 2013 compartieron un podio en la semimaratón de 'Great North Run' en Gran Bretaña.