Tenis

Nadal y la arcilla, entre el repóker y el número uno

Rafa Nadal, actual número uno del mundo. /EFE
Rafa Nadal, actual número uno del mundo. / EFE

El balear, que venció en Montecarlo, Barcelona, Madrid y Roland Garros en 2017, afronta el comienzo de la tierra batida teniendo que igualar o mejorar sus resultados del año pasado para no perder el liderato mundial

MANUEL SÁNCHEZ

Cuatro sets perdió Rafa Nadal el año pasado en los cinco torneos de tierra batida que jugó. Cuatro sets. Uno en Montecarlo, otro en Madrid y dos en Roma. Una barbaridad que prácticamente tendrá que repetir para poder mantener el número uno hasta el final de la gira de tierra batida -que comienza con el Masters 1.000 de Montecarlo- y, por qué no, aspirar, por primera vez, a conquistar el repóker sobre arcilla.

Montecarlo (15-22 de abril), Barcelona (23-29 de abril), Madrid (6-13 de mayo), Roma (13-20 de mayo) y Roland Garros (27 de mayo-10 de junio) son las paradas, salvo inconvenientes de última hora, en un viaje en el que Nadal aspira a levantar el undécimo Montecarlo, el undécimo Conde de Godó, resarcirse de la derrota en Roma del año pasado, sumar su sexto Masters 1.000 de Madrid y finalizar el 5 de junio alzando el undécimo Roland Garros.

Nunca antes los ganó todos -en 2010 le faltó Barcelona y en 2013 cayó en la final de Montecarlo-, pero tampoco nunca tuvo la presión de necesitar defender tantos puntos para poder mantener su posición de privilegio en el trono ATP. El manacorense le marca una ventaja de 100 puntos en el ránking a Roger Federer, con únicamente Roma como escenario para sumar. Cualquier otro tropiezo le aleja del número uno y lo manda directo a Suiza, donde espera Federer en el sofá o, probablemente, preparando ya la temporada de cemento y de hierba. Porque, por segundo año consecutivo, Federer se saltará la gira de arcilla y descansará de cara a la segunda parte de la temporada, más apta para su juego y para su edad. Ya son, por lo tanto, tres años sin pisar París, donde cada vez las esperanzas son menores de volver a ver al campeón de veinte 'grandes' sobre la Philippe Chatrier.

Ante la baja de Federer, Nadal es más favorito aún sobre su superficie, y no parece haber nadie capaz de parar el éxtasis visto en la Copa Davis en Valencia, donde arrasó a todo un número cuatro del mundo y campeón el año pasado en Roma como Alexander Zverev.

Novak Djokovic, con el que podría cruzarse en cuartos de final de Roma, acumula tres derrotas consecutivas en el circuito y, tras dejar de trabajar con Andre Agassi y Radek Stepanek, ha vuelto a colaborar con su técnico de toda la vida, Marian Vajda, para Montecarlo.

Las dudas en su estado, sin la certeza de si alguna vez volverá a ser el número uno que fue, se suman a las de Stan Wawrinka, finalista el año pasado en París y ya con 33 años, quien no compite desde febrero y aún no está al cien por cien tras una operación en la rodilla. Tampoco Dominic Thiem, verdugo de Nadal en Roma y semifinalista en París, está bien, y es que el austríaco se fastidió el tobillo en Indian Wells y aunque está en el cuadro de Montecarlo, sus circunstancias son un misterio.

Siendo estos los más terrícolas, otros como Grigor Dimitrov, Marin Cilic y David Goffin también aparecerán en la gira de arcilla, pero ya demostraron en el pasado sus problemas -como Zverev-, para poner en apuros a Nadal sobre esta superficie. Ni qué hablar tampoco de Andy Murray, quien no volverá hasta la gira de hierba.

Quizás el más peligroso sería Juan Martín del Potro, pero el tandilense, con la vista puesta en el pasto, sólo disputará Madrid, Roma y Roland Garros y su rendimiento sobre la superficie más desgastadora no es claro, ya que no alcanza una final desde Estoril 2012 y nunca ha llegado hasta la última ronda de un Masters 1.000 sobre arcilla.

A todo esto, se une un Nadal a tope físicamente, con sólo siete partidos en sus piernas, por los doce del año pasado, que puede hacer historia y conquistar el primer repóker de su vida sobre arcilla y asegurar el número uno. La primera parada será en Montecarlo. El resto ya vendrá solo.

 

Fotos

Vídeos