El FMI advierte del riesgo de «ignorar la desigualdad» en la recuperación económica

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde/EFE
La directora gerente del FMI, Christine Lagarde / EFE

El director adjunto del departamento de investigación del organismo, Jonathan Ostry, alerta de los desequilibrios generados por la globalización, pero critica la respuesta proteccionista

David Valera
DAVID VALERAMadrid

Superados los peores momentos de la crisis y con una recuperación de la economía a escala global, el Fondo Monetario Internacional (FMI) pone el foco en la desigualdad y la necesidad de que los gobiernos -sobre todo de las economías avanzadas como la española- lleven a cabo políticas redistributivas para evitar que segmentos de la población queden al margen de esa mejora económica. «Ignorar la desigualdad es peligroso», advirtió el director adjunto del departamento de investigación del organismo, Jonathan Ostry, durante unas jornadas sobre la 'nueva globalización' organizadas por la Universidad de Navarra con la colaboración de la Fundación Ramón Areces.

Así, el responsable del organismo internacional defendió los beneficios sociales, pero también económicos de un mayor reparto de la riqueza. «En una sociedad igualitaria hay más opciones de crecimiento y durante un tiempo más prolongado», explicó. En su intervención en este foro, Ostry admitió que una de las causas de la desigualdad es la globalización, aunque «no la única». De hecho, este economista resaltó los «grandes beneficios» que la globalización ha generado, pero alertó de que esos efectos positivos «pueden perderse» si la desigualdad avanza. Algo que la institución que dirige Christine Lagarde ha señalado ya en sus últimos informes.

En este sentido, Ostry indicó que una de las consecuencias de esa falta de redistribución es el auge del proteccionismo, una respuesta que calificó de «errónea» al poner en peligro los logros de la globalización. Esta política arancelaria es liderada en estos momentos por EE UU, lo que ha convertido la guerra comercial con China e incluso con la UE en una verdadera amenaza para la economía mundial. Por ese motivo, Ostry avisó de los «costes económicos de la desigualdad» y recordó que las políticas redistributivas «siempre generan más sostenibilidad y un crecimiento más sano».

Subida de tipos

Por otra parte, el catedrático de Economía en la Universidad de Columbia e investigador asociado de la National Bureau of Economic Research (NBER), Martín Uribe, advirtió del peligro de cronificar una política monetaria de tipos de interés cero. En concreto, señaló que mantener el precio del dinero en estas cifras tan bajas durante un tiempo indefinido acaba generando deflación. Y puso a Japón como ejemplo de esa realidad. Por ese motivo, Uribe aplaudió las subidas de tipos llevadas a cabo por la Reserva Federal de EE UU y consideró que el BCE debería imitarle sin esperar a que la inflación alcance el objetivo del 2%, como hizo el banco central estadounidense.

En cualquier caso, la subida de tipos realizada por la Reserva Federal tiene consecuencias para otros países, especialmente para las economías emergentes. «El dólar se aprecia frente a estos países y provoca subidas intensas de tipos de estos territorios», explicó el catedrático de Economía en el Boston College, Pablo Guerrón-Quintana. Una circunstancia que sobre todo afecta a Latinoamérica y que tiene impacto en el PIB y el empleo de esos países.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos