Banco Sabadell ganó 801 millones en 2017, un 12,8% más

Banco Sabadell ganó 801 millones en 2017, un 12,8% más

El presidente de la entidad, Josep Oliu, asegura que no se siente "exiliado" en Alicante

Amparo Estrada
AMPARO ESTRADAMadrid

Banco Sabadell ganó 801,5 millones de euros en 2017, un 12,8% más que el año anterior y un millón por encima del objetivo que se habían marcado. No obstante, los mercados reaccionaron con caídas en la acción, en una jornada donde todos los bancos amanecieron con descensos en sus valoraciones bursátiles. El beneficio del Sabadell antes de impuestos disminuyó un 16,8% al haber aumentado casi un 54% las dotaciones y provisiones hasta los 2.196 millones de euros con las plusvalías generadas por diversas operaciones corporativas.

En la primera rueda de prensa de la entidad en Madrid tras haber trasladado su sede social de Barcelona a Alicante, su presidente, Josep Oliu, aseguró que no se siente "exiliado" en Alicante, donde su cuota de mercado ronda el 24% (en 2012 se hizo con la CAM), muy superior a la que tiene el banco en Cataluña. Oliu subrayó que "tendría que haber una razón muy de peso" para que la entidad volviese a llevar su domicilio social a Cataluña, aunque insistió en que la situación de nerviosismo y fuga de depósitos que se produjo tras el referéndum ilegal del 1-O se ha normalizado y han recuperado con creces el dinero que los clientes se llevaron tras el 1-O . De hecho, el banco cerró el ejercicio con 1.200 millones de euros más en depósitos en Cataluña. "En estos momentos hay una normalidad absoluta y preveo que seguirá así en el futuro", dijo.

Sobre el Banco Popular, Oliu reconoció que el Sabadell "no tenía la capacidad para asumir los riesgos" de esa entidad pero que sabía que sería "un buen negocio para el Santander porque tenía el tamaño y la capacidad necesarias". La resolución del Popular fue, a su juicio, "un éxito" porque se recuperó la estabilidad financiera y todos los bancos están "en una posición más cómoda en el mercado". Es por ello que Oliu considera que la crisis financiera está "zanjada", aunque aún pueden quedar "flequillos".

Sabadell redujo el año pasado activos problemáticos en 2.191 millones de euros (el objetivo eran 2.000 millones), que alcanzan los 3.443 millones si se incluyen los aportados a Solvia Desarrollos. El banco todavía tiene en su balance 7.300 millones de euros de activos adjudicados, que en términos netos descontando provisiones se quedan en 3.300 millones de euros, según explicó el director financiero, Tomás Varela. La entidad defendió la estrategia seguida en los últimos cinco años, vendiendo activos inmobiliarios a un ritmo de 2.500 millones de euros al año, aunque analizarán alternativas para acelerar este año al tener las coberturas por encima del 50%.

El banco presentará a finales de febrero su plan estratégico hasta 2020, donde pondrán todo el foco en "lograr una mayor rentabilidad para el accionista". Por ello, el presidente del Sabadell descartó que el banco pueda adquirir otra entidad si eso perjudicara la acción y anticipó que quieren crecer en Reino Unido y México -donde ya están presentes- "sin compras" y doblar su rentabilidad "en un periodo relativamente corto". "No vamos a hacer ninguna adquisición con prima o que no genere valor en el mercado para el accionista de forma inmediata", señaló.

El margen de intereses del banco, que refleja la evolución del negocio típicamente bancario, se situó en 3.802,4 millones el año pasado, un 0,9% menos (+ 1% a tipo constante). En cuanto al margen bruto, que mide la relación entre ingresos y costes, ascendió hasta 5.737 millones de euros, un 4,9% más, a pesar de que los gastos de explotación aumentaron un 2,2%, hasta los 2.723 millones, debido a los costes extraordinarios de tecnología relacionados con TSB.

Los ingresos por comisiones aumentaron un 6,5% gracias fundamentalmente a los fondos de inversión, que incrementaron sus recursos un 21,1%. Los préstamos hipotecarios aumentaron un 7,5%; un 18,3% la financiación al consumo, un área donde los bancos se están volcando porque permite tipos de interés más altos que los hipotecarios, y los créditos a empresas crecieron un 10,7%..

El consejo de administración del banco ha aprobado el reparto de un dividendo complementario en efectivo de 0,05 euros por acción, que se suma a los 0,02 euros ya repartidos, con lo que el porcentaje del beneficio que se destina a dividendos (payout) se sitúa en el 49%, frente al 40% de 2016.

La entidad cerró 2017 con 512.460 clientes nuevos, entre empresas y particulares, y la ratio de morosidad cayó un punto, del 6,14 al 5,14%.

Sobre los niveles de capital, el Sabadell concluyó el año con una ratio Common Equity Tier 1 phase-in (la que incorpora lo que el regulador considera obligatorio) del 13,4%, frente al 12% de 2016, mientras que incluyendo futuros requerimientos legales ('fully loaded') esa ratio se situó en el 12,8%.

Además, el Sabadell aumentó el año pasado un 9,1% sus activos totales, que suman 221.348 millones, y un 3,9% sus fondos propios, hasta 13.426 millones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos