Las comunidades vuelven a aprobar un mayor margen de déficit autonómico

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero./Efe
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. / Efe

En el Consejo de Política Fiscal las autonomías han acordado con Hacienda la senda de estabilidad con los votos a favor de las siete regiones socialistas y Cantabria, a pesar de los negativos de las cinco populares y Canarias

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

Por segunda vez en poco más de un mes, el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) ha aprobado los objetivos de estabilidad que las autonomías tendrán en los próximos tres años, con los votos a favor de las siete comunidades socialistas y Cantabria, y el negativo de las cinco del PP y Canarias. La única novedad ha sido el voto a favor de la Comunidad Valenciana, que en la primera votación de mediados de julio se abstuvo.

Este cambio de parecer de los valencianos se debe al cambio de medidas que supondrán 850 millones adicionales para la región. Entre ellas destaca el acuerdo por el que el Estado asumirá directamente la deuda del Consorcio Valencia 2007 que ronda los 350 millones de euros. Así lo ha anunciado el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que ha asegurado que el voto a favor de la senda de déficit del Gobierno por un «avance sustancial» para la región y para el resto de comunidades autónomas y es una «respuesta a un cambio de actitud».

Así, la senda presupuestaria propuesta por la ministra Montero para aliviar el déficit autonómico en el trienio 2019-2021, que fue rechazada por el Congreso a finales de julio, contempla de nuevo un objetivo de déficit para las CC AA del 0,3% del PIB frente al 0,1% vigente fijado por el anterior Ejecutivo para el año que viene, lo que significa un margen adicional aproximado de 2.500 millones de euros. En 2020 espera situar el déficit en el 0,1% y en 2021 en cero.

La senda de estabilidad y deuda pública, que por primera vez se ha votado de forma telemática, será aprobada este viernes en Consejo de Ministros. A partir de ese momento pasará al Congreso, donde fue rechazada por los votos en contra de PP, Ciudadanos, UPN, Coalición Canaria, Bildu, Foro Asturias y las abstenciones de Unidos Podemos, Compromis, ERC y PdeCAT. Es decir, por toda la oposición a excepción del PNV, que votó a favor.

Para intentar conseguir apoyos antes de la nueva votación en las Cortes, el Gobierno está negociando con los partidos y esta misma tarde se reúne con Podemos, con Pablo Echenique al frente, para revisar los términos en los que darían su sí al Gobierno en el Congreso. Este posible acuerdo no significa ni mucho menos que la senda de estabilidad fuera aprobada ya que una vez pasado el Congreso tendría que aprobarse en el Senado, donde el PP cuenta con mayoría absoluta y no han mostrado en ningún momento su intención de ceder.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos