Telefónica gana 260 millones al vender sus centros de datos

Telefónica gana 260 millones al vender sus centros de datos
Reuters

La operadora usará el dinero para reducir deuda, que junto a otras enajenaciones de activos baja ya de los 40.000 millones, y mantendrá su actividad aunque como inquilino

José Antonio Bravo
JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

Telefónica sigue buscando alternativas para reducir su abultada deuda sin afectar por ello el desarrollo de sus líneas de negocio -el acuerdo con Vodafone para compartir red de cable de alta velocidad en Alemania, comunicado el martes, va en ese camino-. Una de ellas, ya acometida por otras grandes empresas y bancos, es vender parte de sus inmuebles y quedarse luego en ellos de inquilino.

Es lo que ha hecho con la mitad de sus centros de datos, en concreto once de un total de 23, por los que obtendrá un total de 550 millones de euros, según comunicó este miércoles a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La operación, que se prevé cerrar en dos meses una vez logre las autorizaciones correspondientes, ha sido suscrita con el fondo de inversión Asterion y permite a la operadora «mantener intacto su posicionamiento comercial».

Sin contar el pago de impuestos, la multinacional que preside José María Álvarez-Pallete estima sacar unas plusvalías de 260 millones, con las que reduciría su deuda. Esta cerró 2018 en 41.785 millones (un 5,5% menos que el año anterior), si bien se habría situado ya por debajo de los 40.000 contando las ventas de sus filiales en Centroamérica y de la aseguradora Antares -también realizadas en 2019- y la devolución de 702 millones desde Hacienda por haber pagado impuestos de más.

Para oficinas

Los centros traspasados, solo dos en España y el resto en cinco países latinoamericanos y EE UU, continuarán operando con normalidad; de hecho, mantendrá la propiedad de los servidores de datos y la gestión de los inmuebles, así como los contratos con otros clientes alojados en esos edificios. La diferencia es que el espacio libre podrá ser comercializado desde Asterion, en forma de espacio para oficinas, como medio para empezar a rentabilizar su inversión.

Los resultados de Telefónica en el primer trimestre se publicarán este viernes, con una previsible moderación de su facturación en línea con la evolución que también han tenido en el principio de año sus principales competidores. La deuda será más reducida, aunque en el conjunto de 2019 corre el riesgo de aumentar por el mayor esfuerzo inversor en Alemania para comprar espectro de banda con el que desarrollar su 5G, así como el impacto de la nueva normativa contable sobre el alquileres que podría engordar el pasivo en hasta 8.100 millones.