La CNMC promete «transparencia» en una factura de la luz que tendrá altibajos

El presidente de la CNMC, José María Marín Quemada./R. C.
El presidente de la CNMC, José María Marín Quemada. / R. C.

Competencia creará un grupo de trabajo con las comunidades para unificar la atomizada normativa de pisos turísticos

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROSantander

El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada, ha anticipado que los peajes eléctricos -los costes fijos que representan más de la mitad de la factura de la luz- «en unos momentos subirán y en otros bajarán», pero en cualquier caso lo harán con «transparencia», cuando el organismo recupere la competencia en esta materia, tal y como pretende la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribero.

Marín Quemada considera que lo importante de esos costes fijos es que «no sean un instrumento político al servicio de nadie», apuntando al anterior ministro de Energía, Álvaro Nadal, quien mantenía esa competencia ante la mirada de la Comisión Europea, contraria a aquella política. Sin embargo, el responsable de la CNMC no puede asegurar que porque asuma esas funciones vaya a reducirse el importe del recibo. Será un cambio orgánico para que «los consumidores sepan lo que van a pagar», que lo hagan «sin sorpresas» y así para «poder elegir la tarifa» que consideren.

En cualquier caso, el presidente de Competencia ha apuntado que el eléctrico es un sector «que requiere inversiones notables» y que los inversores y empresarios también «deben saber cuál es el retorno que van a tener». Esos factores también se reflejarán en la factura, tanto al alza como a la baja. Marín Quemada se ha felicitado por la intención de Ribero de trasladarle la capacidad de decisión en esta materia porque España es el único país en el que el Ejecutivo marca los peajes eléctricos, «un tema que ya clamaba» y que amenazaba con expedientes sancionadores desde Bruselas.

En el caso concreto del País Vasco, y tras el acuerdo entre el Gobierno anterior y el PNV para rebajar los peajes a la industria de esta comunidad autónoma, Marín Quemada también se ha mostrado contrario a este tipo de diferencias porque usar la norma «como instrumento político está pasado de moda». Ese diferencial con el resto de comunidades autónomas «también lo pagan los consumidores» de otros territorios.

Unificar la norma de pisos turísticos

Por otra parte, el presidente de la CNMC ha anunciado la creación de un grupo de trabajo con las comunidades autónomas para unificar en la medida de lo posible las diferentes normativas relacionadas con la regulación de los pisos turísticos, característicos de plataformas como Airbnb o Homeaway, entre otras. «Las regiones están cerca de sus realidades geográficas y nos van a poder explicar la necesidad de tener una normativa que sea lo más común, en la medida de lo posible», ha indicado Marín Quemada.

Esta actuación de Competencia se encuadra dentro de la regulación tan atomizada que se está extendiendo entre las diferentes administraciones públicas para poner orden en el sector del alquiler turístico de viviendas particulares. Ese grupo de trabajo tratará de «romper con una dinámica pecular en la que cada comunidad lanza una norma distinta» para estos arrendamientos. «Queremos que la regulación sea lo más parecida posible en toda España», ha afirmado Marín Quemada en el curso de verano de la UIMP en colaboración con APIE.

Además, Quemada ha mostrado su preocupación por que los principales operadores de telefonía en España continúen subiendo sus precios, al contrario de lo que sucede en el resto de la Unión Europea. El responsable de la CNMC ha criticado el «fuerte empaquetamiento» que ofrecen los principales operadores en España.

En su intervensión, ha explicado que los precios bajaron cuando había cuatro y cinco operadores y que subieron cuando hubo tres. Cuando entró en juego el cuarto --(MásMóvil), con una política de marketing «muy agresiva», Marín Quemada ha resaltado que los precios «no han empezado a bajar», sino que los principales operadores han lanzado al mercado segundas marcas para ofrecer otros productos distintos de menor precio, mientras que los productos principales se han encarecido en un «fenómeno exclusivo en España», que es el del empaquetamiento de productos.

 

Fotos

Vídeos