¿Qué hacer si el borrador de la Renta no incorpora el cheque guardería?

Un niño jugando en la guardería./Efe
Un niño jugando en la guardería. / Efe

Los expertos fiscales recomiendan cerciorarse bien de que se tienen derecho a esta deducción de hasta 1.000 euros y de que el centro educativo presentó el modelo a Hacienda

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

El nuevo 'cheque guardería' de 1.000 euros que se incorpora este año en la declaración de la Renta ha dado bastante que hablar debido primero a las confusiones sobre quién debía entregar la información a Hacienda para acceder a esta ayuda, y después por las miles de familias que se han quedado fuera de ella porque muchas guarderías en España carecen de licencia autonómica, obligatoria para que la Agencia Tributaria ingrese el dinero.

Esos problemas se dieron antes de que comenzara la campaña de la Renta, ya que las guarderías tenían hasta el 15 de febrero para enviar a Hacienda el modelo 233 con la información de los padres con hijos menores de 3 años escolarizados en su centro. Con estos datos, la Agencia Tributaria prometía incorporar directamente en el borrador la deducción sin que las familias tuvieran que preocuparse más, pero en muchos casos esto no está siendo así.

Se puede deber a distintas razones. Por un lado, porque efectivamente se trate de una guardería que no tiene ambas licencias (local y autonómica), por lo que no tienen derecho a la deducción. Por otro, que al ser un tema novedoso las guarderías no hayan mandado correctamente la información de las familias o que Hacienda no la haya ingresado bien en el sistema. Así lo explica Luis del Amo, secretario técnico de los asesores fiscales del Consejo General de Economistas (REAF), que explicó de qué forma pueden los contribuyentes pedir esta deducción si no aparece en su borrador.

Siempre que se esté seguro de que se tiene derecho a la ayuda, la primera opción que da el experto fiscal es incluir a mano la deducción en el borrador, sabiendo que se arriesga a que si después no le corresponde Hacienda le va a pedir explicaciones. La segunda opción posible es solicitar la rectificación de la autoliquidación explicando que le corresponde esa deducción pero no le aparecía en el borrador, «tirándole la pelota a Hacienda». Esta es más farragosa para el contribuyente, pero menos arriesgada.

«Se trata de un dinero que, si tienes derecho, te lo van a devolver sí o sí, te salga la declaración a pagar o a devolver», señala Del Amo. Eso sí, los padres tienen que tener en cuenta que esta ayuda -que este año será de 500 euros en vez de 1.000 porque los Presupuestos de 2018 entraron en vigor en julio- es «incompatible» con los cheque guardería que muchas empresas entregan a sus trabajadores, por la que se deducen el IRPF en los pagos. Estas familias tendrán que decidir qué les viene mejor, por lo que «se puede dar el caso de padres que tengan derecho a la deducción estatal y la rechacen».

Más información