La inflación se modera una décima hasta el 1,1% en abril por el turismo y el gas

Varios turistas miran la basílica de la Sagrada Familia de Barcelona./Iván Alvarado / Reuters
Varios turistas miran la basílica de la Sagrada Familia de Barcelona. / Iván Alvarado / Reuters

La inflación vuelve a niveles de febrero y pone fin al repunte de precios registrado en los dos meses anteriores

David Valera
DAVID VALERAMadrid

El precio de la cesta de la compra se modera ligeramente en abril al reducirse la inflación una décima. En concreto, la tasa de IPC se situó en el 1,1%, frente al 1,2% registrado en marzo, según el dato adelantado hoy por el INE. Una caída que se debe al abaratamiento de los paquetes turísticos en comparación con la subida registrada en el mismo periodo del año pasado. En este sentido influye que la Semana Santa haya sido este año en marzo.

Pero también, según el avance de Estadística, el precio del gas se ha moderado y ha contribuido a esa reducción de la inflación. Si el dato se confirma en las próximas semanas, el IPC habrá vuelto a los niveles de febrero y con este descenso de abril habrá interrumpido la senda ascendente de los últimos dos meses.

El Gobierno ya había anticipado que la inflación en abril se reduciría alrededor del 1%. La previsión del Ejecutivo es que la tasa en 2018 sea del 1,4%, aunque instituciones como la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) estiman que la inflación media anual se situará en el 1,5% (el año pasado fue del 2%).

Asimismo, la variación anual del IPC Armonizado (homogéneo en toda la UE) se situó en abril en el 1,1%, lo que supone dos décimas menos respecto al mes anterior. Esta moderación es positiva de cara a la competitividad de las empresas españolas respecto a las compañías de la zona euro.

Subida de pensiones

De momento, la inflación del 1,1% registrada en abril supone una pérdida de poder adquisitivo para los pensionistas, cuya prestación apenas se revalorizó el 0,25%, el mínimo que marca la ley por quinto año consecutivo. Este colectivo ya sufrió el pasado curso una importante reducción de su capacidad de compra de 1,75 puntos.

Sin embargo, la presión de los pensionistas en las calles ha provocado que el Gobierno haya tenido que incluir en los Presupuestos una subida superior a la inflación de las prestaciones más bajas y ha pactado con el PNV una revalorización para el resto del 1,6% para evitar pérdida de poder adquisitivo.

Por su parte, los trabajadores logran una ligera recuperación de la capacidad de compra. La subida de sueldo pactada por convenio en marzo -último dato disponible- fue del 1,53%. Es decir, cuatro décimas superior al 1,1% de la inflación. Sin embargo, los sindicatos consideran que la revalorización salarial debe ser superior en consonancia con el ritmo de crecimiento de la economía -próximo al 3%- para recuperar el poder adquisitivo perdido durante la crisis.

Temas

Ine, Ipc

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos