El dólar afloja y el Ibex-35 recupera los 9.500 puntos

El dólar afloja y el Ibex-35 recupera los 9.500 puntos
EFE

Siemens Gamesa encabezó los ascensos del selectivo español, con un avance del 3,84%

CRISTINA VALLEJOMadrid

Jornada de menos a más en el Ibex-35. El selectivo, que ayer chocó un par de veces con los 9.500 puntos sin poder rebasarlos, en la sesión de hoy los superó a partir de las diez de la mañana y desde entonces fue incrementando sus ganancias paulatinamente. Al menos, hasta poco antes de las cuatro de la tarde, cuando marcaba máximos del día muy cerca de los 9.600 puntos. En el último tramo de la jornada perdió un poco de ritmo pero, con todo y con eso, terminó la jornada con una subida del 0,85%, para dar un último cambio en los 9.549 puntos. 

La mayoría de indicadores europeos cerraron la jornada con ganancias. Las mayores, las únicas superiores a las del Ibex-35, fueron las del Ftse Mib de Milán, que avanzó alrededor de un 1,5%. El resto de índices se colocaron bastante lejos: así, el Cac 40 francés se apuntó un 0,54%, mientras que el PSI-20 de Lisboa y el Dax alemán ganaron algo menos de medio punto porcentual. En rojo, sólo el Ftse 100 británico.

Siemens Gamesa encabezó los ascensos del selectivo español, con un avance del 3,84%. Le siguió Mediaset, que se anotó un 2,25%. Acciona, Cellnex y Técnicas Reunidas ganaron alrededor de un 1,7%. Sabadell, Mapfre, Bankia y BBVA se apuntaron un 1,5%. Y otro buen puñado de valores subieron más de un punto porcentual, entre los que destacó, por ejemplo, el Santander. 

En negativo, sólo cuatro valores: Colonial e Indra fueron los peores, con descensos que no llegaron al 0,4%. Acerinox y Grifols, por su parte, cayeron un 0,17% y un 0,08%. 

En Wall Street, ascensos, pero algo más flojos que los que registraba Europa: así, a poco de que cerraran los parqués del Viejo Continente, el Dow Jones y el S&P 500 subían alrededor de un 0,3% y el Nasdaq, alrededor de un 0,6%. De todas maneras, tras el término de la sesión en las plazas europeas, la Bolsa de Nueva York parecía tomar mayor tracción. Ello, ante la reunión que mañana arrancan China y Estados Unidos sobre cuestiones comerciales (aunque Donald Trump ha dicho que no espera grandes resultados). Por el momento, el jueves, la Administración estadounidense tiene previsto que entren en vigor aranceles sobre 16.000 millones de dólares en bienes y China se piensa que podría tomar represalias. Los mercados, además, tienen en el punto de mira la reunión de los principales banqueros del mundo a finales de semana en Jackson Hole, sobre todo lo que pueda decir el presidente de la Fed, Jerome Powell, dada la importancia de los tipos americanos y de la divisa estadounidense para los mercados emergentes, el último foco de riesgo que han percibido los inversores. 

Una clave del día: la caída del dólar

Precisamente, quizás lo que ayuda a los mercados en la jornada de hoy es la depreciación del dólar que ha seguido al descontento que ha mostrado Donald Trump ante las subidas de tipos de interés que ha ido decidiendo en los últimos meses la Reserva Federal norteamericana. La pérdida de fuerza del billete verde reduce la presión que sufren los mercados emergentes. Y, de hecho, en la sesión de hoy se aprecia la lira turca, y muchas otras monedas de este conjunto de países, a excepción del real brasileño, el rublo ruso y el peso argentino.

Al cierre de la sesión, el euro ganaba un 0,3% frente al billete verde, con lo que el tipo de cambio se situaba por encima del nivel de 1,15, hasta 1,1515 unidades, y parecía querer seguir subiendo.

El US Dollar Index, el índice que mide la evolución de la divisa estadounidense frente a la cesta de monedas más importantes del mundo, avanzaba un 0,33%.

En el mercado de deuda, la menor aversión al riesgo de los inversores cotizó en los bonos más seguros, en los americanos y alemanes, que vieron un incremento en sus rentabilidades. El interés del título americano a diez años avanzó desde el 2,82% hasta el 2,84%; mientras que el de sus comparables alemanes pasó del 0,29% hasta el 0,33%. 

En cambio, el rendimiento de la deuda de la periferia cayó, porque el dinero entró. Así, la rentabilidad del bono italiano a diez años retrocedió desde el 3% hasta el 2,96%, mientras que el interés del título español bajó desde el 1,38% hasta el 1,35%. 

La combinación de lo que ocurría en Alemania y lo que sucedía en los países periféricos dio lugar a un importante estrechamiento de las primas de riesgo. La prima de riesgo de España se redujo desde los 109 hasta los 103 puntos básicos; y la de Italia, desde los 270 hasta los 263 puntos básicos. 

Es posible que la caída del dólar quite presión sobre los emergentes, el último foco de riesgo que se había identificado. Y puede que ello haya ayudado sobre todo a los activos de la periferia europea, aún considerados de riesgo (quizás el Ibex-35, por la fuerte presencia de compañías expuestas a países de América Latina; mientras que Italia sería más vulnerable por sus propias incertidumbres políticas y presupuestarias). 

Las materias primas, mixtas

En el mercado de materias primas, el barril de Brent registraba su cuarta sesión consecutiva de ascensos, para situarse en los 72,5 dólares. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, se disparaba un 1,8%, hasta los 67,63 dólares. El precio del oro, en cambio, recortaba un 0,10%, hasta los 1.189 dólares.

Claves de la sesión:

- El Ibex-35 cerró la sesión con una subida del 0,85%, para dar un último cambio en los 9.549 puntos.

- Siemens Gamesa fue el valor más rentable del día, con una subida del 3,84%. En rojo sólo terminaron cuatro: Colonial, Indra, Acerinox y Grifols.

- El euro ganó posiciones: al cierre avanzaba posiciones sobre el nivel de 1,15 unidades.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos