El G-20 surte efecto y el Ibex-35 cierra al alza con sólo tres valores en rojo

Bolsa de Madrid. /Javier Lizón (Efe)
Bolsa de Madrid. / Javier Lizón (Efe)

En el mercado de bonos, nuevos mínimos históricos para el título alemán a diez años en el -0,36%; y para su comparable español (0,33%)

CRISTINA VALLEJO

La cumbre del G-20, en particular la reunión entre Donald Trump y su homólogo chino, Xi Jinping, en que decidían continuar con sus conversaciones comerciales y Trump levantaba el veto sobre Huawei y suspendía la aplicación de nuevos aranceles, tuvo una positiva acogida en los mercados. De acuerdo con Ed Campbell, de QMA, en declaraciones a Bloomberg, el resultado de la cita de este fin de semana fue el mejor que cabía esperar después de la escalada de las tensiones en materia comercial que se vivieron desde el mes de mayo, cuando se suspendieron las negociaciones, y ante las escasas expectativas del mercado en que hubiera avances. A ello se unía el encuentro del presidente estadounidense con el de Corea del Norte, Kim Jong-un, en la frontera con Corea del Sur, lo que muestra el acercamiento de dos enemigos históricos. 

En este contexto, todos los índices sin excepción cerraron al alza la sesión de hoy. En primer lugar, en Asia, el Nikkei de Tokio terminaba por la mañana con una revalorización del 2,13%, mientras que el CSI 300 chino se apuntó un 2,88%. 

En el Viejo Continente, los índices más rentables fueron el PSI-20 de Lisboa, el Dax alemán y el Ftse 100 británico, que se apuntaron casi un punto porcentual. El Cac 40 francés se quedó atrás, con una revalorización del 0,5%. El peor fue el Ftse Mib de Milán, que apenas se anotó un 0,09%.

El Ibex-35 registró un avance del 0,72%, para dar un último cambio en los 9.264,6 puntos. 

Sólo tres valores del selectivo cerraron en rojo: IAG fue el peor, con un recorte del 0,87%; mientras que Iberdrola se dejó un 0,30%; y Cie Automotive, un 0,16%. 

No se unió tampoco a las subidas Inditex, que acabó sin cambios. 

En verde, valores cíclicos y bancos. El más rentable fue Ence, que ganó un 3,58%; mientras que Bankinter, Amadeus, Acerinox y Repsol sumaron más de dos puntos porcentuales.

Entre las compañías que ganaron más de un punto porcentual, Sabadell (1,54%), así como Bankia (1,35%) o BBVA (1,15%). 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, PharmaMar encabezó las ganancias, con una subida del 4,71%. El peor fue Pescanova, que retrocedió un 4,17%. 

La Bolsa de Nueva York, al alza

En Wall Street, también ascensos al cierre de la sesión europea. Así, el Dow Jones ganaba un 0,6%, el S&P 500, un 0,8% y el Nasdaq, alrededor de un 1,15%. Con ello, los indicadores marcaban máximos históricos. Aunque parecían flaquear después de la publicación de datos macro en la primera economía del mundo, que mostraban que la actividad económica se ralentiza en Estados Unidos: el ISM manufacturero del mes de junio pasó de los 52,1 hasta los 51,7 puntos. Aunque con ello se colocó por encima de lo esperado, puesto que el consenso había previsto que bajara hasta los 51 puntos. 

Respecto a esta cuestión, Campbell considera que el rally tras el G-20 probablemente tendrá poca duración porque los inversores volverán a preocuparse por los débiles datos macro.

El índice tecnológico subía más que los demás en Estados Unidos y ello también se ponía de manifiesto en el Dow Jones. En este último indicador, Apple encabezaba los avances, con una subida del 2,29%, y le seguían muy de cerca otras dos empresas del sector: IBM y Microsoft. 

Las subidas de las Bolsas no vinieron acompañadas de salidas de dinero de los bonos ni, por tanto, de recuperación en sus rendimientos. Al revés. Y ello puede dar la razón a Campbell respecto al debilitamiento económico previsto y la posible escasa duración de la recuperación de las Bolsas. Así, la rentabilidad del bono americano a diez años se mantuvo en el 2%. En Europa bajaron los intereses de todos los títulos. El del alemán a diez años marcó un nuevo mínimo histórico en el -0,36%; el de su comparable español, también, en su caso en el 0,33%; y el del portugués, en el 0,40%. 

El refugio que sí cayó fue el oro: al cierre de la sesión europea retrocedía un 1,33%, hasta los 1.390 dólares la onza, tras haber rebasado la semana pasada los 1.400 dólares la onza. 

En el mercado de divisas, el euro, al cierre de la sesión europea, bajaba un 0,50%, hasta el nivel de 1,1316 unidades. 

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, caía un 1,70%, hasta los 65,4 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, en cambio, se movía al alza y avanzaba un 1,42%, hasta los 59,30 dólares. Ello, después de que los países productores de crudo hayan decidido mantener los recortes de producción inalterados.