¿Cómo moverse en coche eléctrico sin comprarlo?

¿Cómo moverse en coche eléctrico sin comprarlo?
Wible

La empresas de 'carsharing' se multiplican pero ¿qué ofrecen?, ¿qué cuestan? y ¿para qué interesan?

J. Luis Alvarez
J. LUIS ALVAREZMadrid

Los planes para la mejora de la calidad del aire están, poco a poco, cerrando el paso del vehículo privado al centro de las ciudades. El proyecto de ley de transición ecológica del Gobierno pasa porque en cuatro años sea más de un centenar de municipios los que tengan acotado el centro urbano. Los que sobrepasen de 50.000 habitantes. La solución de sus vecinos para acudir en coche al centro será tener un vehículo eléctrico, catalogado como cero emisiones, o alquilar uno de 'carsharing'.

Las empresas de coche compartido nacieron en España 2005 con la llegada de Avancar a Barcelona. Competencia de los taxis y los VTC por la facilidad para aparcarlos y sus precios muy asequibles, sobre todo si viajan varias personas, han hecho que la oferta proliferen y se diversifiquen. La restricción de emisiones ha obligado a que en el catálogo de vehículos sean los eléctricos las estrellas. Actualmente hay cerca de medio millón de conductores dados de alta en estas empresas de 'carsharing'.

Centrándose en los coches de 'carsharing' eléctricos, para conducir uno lo primero hay que hacer es registrarse en la empresa elegida en internet, por medio el ordenador o el móvil, para lo que hay que facilitar el permiso de conducir, el DNI y una tarjeta de crédito. La empresa no tardará en contestar/autorizar por correo electrónico o ordinario para dar la autorización. Es aconsejable hacerse un seguro de accidente. Hay compañías que ofrecen pólizas para usar estos vehículos a módicos precios.

Con la app en el móvil o la tarjeta facilitada por la empresa, donde está la clave de acceso al vehículo, se busca el coche. Con el teléfono o acercando la tarjeta al sensor del parabrisas se abre el coche. La puesta en marcha se efectúa con la llave suele encontrarse en el salpicadero o mediante el botón 'start-stop'. Al llegar al lugar del destino, el coche se aparca y se cierra desde la misma aplicación del teléfono. La empresa factura el viaje en función al contrato (tiempo-kilómetros). En todo caso hay que tener cuidado con los excesos o las imprudencias, porque las multas también llegan al conductor.

Independientemente del lugar de residencia uno puede darse de alta, por ejemplo, en la empresa de 'carsharing' de la ciudad elegida para pasar unos días de descanso y turismo o de trabajo. Solo basta con anticiparse para tener darse de alta y tener el permiso y la empresa. Pero antes de nada hay que conocer las que funcionan en el lugar del destino.

Las empresas y lo que ofrecen

Dependiendo de la firma, el vehículo pude circular solo por el centro de la ciudad, por el centro y los barrios periféricos o por todo el país. No todas cuentan con una oferta de vehículos eléctricos o híbridos en sus flotas, con lo que ante una alerta por contaminación verían comprometida su movilidad. La siguientes son algunas de las empresas de 'carsharing' que funcionan en España.

Avancar: Ubicada en Barcelona, pero con implantación en países de la Unión Europea, Estados Unidos o Canadá. Son coches que se recogen en determinados aparcamientos, donde hay que devolverlos. Pueden circular fuera de la ciudad. El precio parte de los 1,50 euros/hora. Como vehículo de bajas emisiones ofrece el Hyundai Ioniq. Tiene un seguro a todo riesgo, pero con 600 euros de franquicia.

Bluemove: Con implantación en Madrid y Sevilla. Sus coches están en las estaciones de tren y los aeropuertos. Cuenta en su flota con vehículos eléctricos e híbridos. Pueden abandonar el término municipalñ Su precio es de 0,25 euros/km, dos euros/hora o 25 euros/día. Tiene un seguro a todo riesgo con franquicia de 195 euros.

Car2go: Presente en Madrid y en otras 26 ciudades de Estados Unidos, China, Canada Alemania, Italia, Holanda y Austria. Los vehículos se encuentran aparcados en las calles de la capital. Se tienen que devolver dentro de una zona urbana delimitada. Su flota española está compuesta por el modelo eléctrico del Smart Fortwo. El precio parte de los 0,21 euros/minuto o 59 euros/día. El seguro a todo riesgo tiene una franquicia de 500 euros.

Emov: Sus coches circulan por las calles de Madrid y Lisboa. Los vehículos se encuentran en la calle y solo se pueden devolver dentro de un área determinada. La empresa utiliza el Citroën eléctrico C-Zero. El coste del alquiler es de 0,24 euros/minuto o 69 euros día. El seguro es a todo riesgo con franquicia de 500 euros.

Wible: Los coches pueden circular por Madrid y fuera de la comunidad autónoma sin límites. Tienen reservadas plazas gratuitas en determinados aparcamientos del centro de la ciudad y en estaciones de servicio. La firma cuenta con una flota del modelo Kia Niro Híbrido Enchufable. Las tarifas parten de los 0,24 euros/minuto y 50 euros/días. El seguro es a todo riesgo.

Zity: Implantada en Madrid. El coche puede salir del casco urbano, pero debe devolverse en el mismo. La flota está integrada por eléctrico Renault Zoe Z.E. 40. El precio es de 0,26 euros/minuto con una tarifa plana por día de 66 euros. También cuenta con una tarifa 'stand by' que permite hacer un alto en el camino y mantener la reserva del coche y abona ese tiempo a 0,09 euros/minuto. El seguro es a todo riesgo.

Más información

 

Fotos

Vídeos