La «pena» de Aznar

José María Aznar saluda a Rodrigo Rato en la Jornada Mundial de la Juventud de 2011. /R C.
José María Aznar saluda a Rodrigo Rato en la Jornada Mundial de la Juventud de 2011. / R C.

El expresidente del Gobierno espera que Rato afronte con «coraje» su próximo ingreso en la cárcel

COLPISA

Aunque al final José María Aznar apuntó hacia Mariano Rajoy como su sucesor al frente del PP en 2004, mucho se escribió entonces sobre la posibilidad de que el elegido para liderar el partido conservador fuera Rodrigo Rato, el principal artífice de que económicamente España fuera bien entonces.

Por eso, es normal que el expresidente del Gobierno haya confesado en las últimas horas que siente «pena» tras la condena de de su exvicepresidente económico por el caso de las 'tarjetas black' y su próximo ingreso en prisión.

Si bien Aznar ha insistido una y otra vez en que este asunto «no tiene nada que ver» con su gestión al frente del PP y del Ejecutivo español, lamenta los cuatro años y medio de condena a la cárcel para el expresidente de Caja Madrid y Bankia, y confía en que Rato afronte con «coraje» este duro trance.

Además, en declaraciones a la Cope Aznar ha mostrado «una vez más públicamente» su «preocupación» por el estado del exministro Eduardo Zaplana, «que lleva meses en prisión preventiva sin que se haya justificado esa prisión con una acusación solvente».

«Es una persona enferma de leucemia y sujeta a gravísimos riesgos», ha advertido Aznar, para señalar que él no entraba en las decisiones judiciales pero sí que quería expresar su inquietud de forma «muy especial».

Más información

 

Fotos

Vídeos