El Puerto Seco de Pancorbo contará esta primavera con un nuevo servicio de conexión con Bilbao

El Puerto Seco movió en 2018 alrededor de 500 contenedores. /Ricardo Ordóñez / ICAL
El Puerto Seco movió en 2018 alrededor de 500 contenedores. / Ricardo Ordóñez / ICAL

Tras la adjudicación de la gestión de la terminal a Sibport se espera duplicar el volumen de contenedores tramitados desde Pancorbo a medio plazo

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Año y medio después de comenzar sus operaciones comerciales, la Terminal Ferroportuaria de Pancorbo afronta esta primavera un nuevo punto de inflexión. Y es que, la adjudicación de la gestión de la terminal a Sibport, empresa participada directamente por la Autoridad Portuaria de Bilbao, entidad promotora de la construcción de la terminal, ha abierto nuevos horizontes que se prevé tengan resultados a medio y largo plazo.

Así, esta misma primavera está previsto que entre en servicio un segundo servicio hacia el puerto bilbaíno -actualmente hay uno-, lo que permitirá duplicar el volumen de contenedores que se mueven en la terminal. Durante todo el 2018 se tramitaron alrededor de 500 contenedores, y se espera que, tras la puesta en servicio del segundo tren, 2019 cierre con más de 750 contenedores.

A partir de ahí, el objetivo es seguir creciendo de manera sostenida. De hecho, fuentes de la Autoridad Portuaria de Bilbao confirman la existencia de negociaciones con diferentes empresas potencialmente interesadas en mover sus mercancías desde Pancorbo, si bien, aún no se ha cerrado ningún acuerdo y prefieren mantener la prudencia.

Sea como fuere, la apuesta del Puerto de Bilbao por Pancorbo es «firme». Así lo fue desde un primer momento y así lo sigue siendo. No en vano, la localidad burgalesa tiene un enorme potencial en términos logísticos, dada su estratégica posición, su buena conexión ferroviaria y su conexión con otros grandes puertos secos, como el de Júndiz (Vitoria), que también gestiona Sibport. Esta circunstancia, a juicio de la Autoridad Portuaria, permitirá «optimizar los recursos disponibles» y potenciar las «sinergias» para «ser más competitivos y encontrar nuevas oportunidades de negocio».

En total, la terminal ferroviaria de Pancorbo se asienta en una superficie de aproximadamente 125.000 metros cuadrados, de los que actualmente se encuentran urbanizados cerca de 60.000. El resto de la superficie se irá urbanizando por fases, de manera flexible, y atendiendo siempre a las necesidades y tipos de mercancías de los clientes.

Asimismo, dispone de dos vías de mango hasta 616 metros, dos vías de recepción-expedición de 755 metros de longitud máxima y dos vías de carga de 656 metros. El ancho de vía es ibérico, con posibilidad de migración a ancho internacional. La instalación cuenta además con un área de depósito de contenedores.

Más información