La entrada en vigor del decreto ley que amplía el permiso de paternidad se retrasa hasta el 8-M

Un padre pasea a su hijo en San Sebastián. / Juantxo Lusa

El Gobierno atribuye ahora la dilación a la necesidad de subsanar un «error» descubierto en el texto a última hora del martes

Paula De las Heras
PAULA DE LAS HERASMadrid

La entrada en vigor del real decreto ley sobre igualdad laboral por el que, entre otras cosas, se ampliarán progresivamente hasta 2021 los permisos de paternidad con el objetivo de equipararlos a los de maternidad, vuelve a retrasarse. El Consejo de Ministros lo aprobó el pasado viernes pero, a diferencia de lo que suele ser habitual con los textos consideraos de «extraordinaria y urgente necesidad» y de lo que ocurrió, por ejemplo, con el decreto ley de planes de contingencia para el 'brexit', al que se dio luz verde esa misma jornada, el Gobierno ya apuntó que no se publicaría en el Boletín Oficial del Estado al día siguiente sino el martes. Finalmente, se publicará el jueves, según aseguran fuentes de la vicepresidencia, y su contenido será efectivo el viernes 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer.

Las razones ofrecidas por el Gobierno para argumentar este retraso han sido variadas. El martes, desde el Ministerio de Igualdad que dirige la vicepresidenta Calvo, se llegó a aducir que al haber retrasado un día la publicación del decreto ley sobre vivienda que también se aprobó el pasado viernes, el BOE iba ya cargado. Entre ese texto que, entre otras cosas, obliga los jueces a informar a los servicios sociales cuando se va a producir un desahucio de personas en situación de vulnerabilidad, y el decreto de convocatoria de elecciones firmado por el jefe del Ejecutivo, dijeron, no podía meterse más. «El soporte da para lo que da», afirmaron en una explicación desconcertante incluso para miembros del gabinete de Sánchez.

En la Moncloa, el mismo martes, apuntaron, sin embargo, otra razón, y señalaron que el texto se estaba «puliendo». En todo caso, aseguraron que el decreto ley quedaría publicado este miércoles, pero de nuevo no ha sido así. En vicepresidencia atribuyen ahora la dilación a un «error» descubierto anoche en el articulado «que no daba tiempo a subsanar». Pero insisten en que mañana «sin ninguna duda» aparecerá en el BOE y que, por lo tanto, la ampliación de los permisos de paternidad a ocho semanas este año (dos de ellas obligatorias, en lugar de las cinco semanas voluntarias y dos días obligatorios actuales) y la obligatoriedad para las empresas de 50 o más empleados de publicar sus tablas salariales diferenciadas por sexos, entrarán en vigor el viernes, una jornada a la que los socialistas dan una enorme importancia en términos de movilización de su electorado.

En 30 días, el decreto ley deberá ser convalidado por la Diputación Permanente del Congreso y, si no lo hace, decaerá. Pero el Gobierno da por seguro que tendrá el apoyo suficiente como para sacarlo adelante.