Meghan Markle, una amante de la moda bajo la lupa de los Windsor

Meghan Markle (d) acompaña al príncipe Harry. /Daniel LEAL-OLIVAS (AFP)
Meghan Markle (d) acompaña al príncipe Harry. / Daniel LEAL-OLIVAS (AFP)

La estadounidense deberá acostumbrarse a olvidar los esmaltes de uñas excéntricos y a no llevar vestidos por encima de la rodilla

COLPISA / AFP

Conocida por su elegancia y glamur, Meghan Markle llevará un viento de cambio al código de vestimenta más bien conservador de la familia real británica, pero también tendrá que decir adiós a una parte de su estilo. ¿Volveremos a ver a esta exactriz estadounidense de 36 años con un par de 'jeans' desgarrados, en 'mini-short' o con un amplio escote, como hizo en el pasado?

A modo de aperitivo de lo que le espera, Meghan Markle ya salió de las redes sociales, donde a veces aparecía en poses sexis, despeinada, como una mujer de su tiempo, pero no como una representante de la casa de Windsor. Al unirse al príncipe Enrique, nieto de la reina Isabel II, se casa con una institución, la familia real, cuyas tradiciones seculares organizan con más o menos autoridad la vida de sus miembros, incluida su forma de vestirse.

«El código de vestimenta real es muy tradicional, sobre todo cuando los miembros de la familia cumplen con sus deberes reales», destaca Grant Harrold, exmayordomo de la familia real. «Como se ha visto con la duquesa de Cambridge [Catalina, esposa del príncipe Guillermo] los sombreros forman parte de la etiqueta real y es probable que veamos a Meghan Markle llevándolos más a menudo». Pero eso no es todo: la estadounidense deberá acostumbrarse a las medias de color carne o neutro, olvidar los esmaltes de uñas excéntricos y no llevar vestidos por encima de la rodilla, explica Grant Harrold.

El cambio ya se deja ver. Meghan, muy presente en los últimos meses en visitas oficiales junto a Enrique, dio muestra de una elegancia refinada pero sin excesos, con vestidos largos, cuellos de cisne, abrigos clásicos y colores neutros. Habrá quien haya percibido algún que otro incumplimiento de etiqueta, unos jeans negros por aquí, unas piernas al aire por allá... pero nada capaz de desencadenar una tormenta.

Al fin y al cabo, 'Meg', como la llama a veces Enrique, aún no está casada y seguramente disponga de un periodo de aprendizaje para lograr su conversión en duquesa, el título que probablemente se le concederá, según la prensa británica. La exactriz, una apasionada de la moda, lució durante un tiempo un 'look' desenfadado de californiana, cómoda con unos 'shorts' y unas sandalias, que luego evolucionó, especialmente a través de la serie 'Suits', donde tenía el papel de una asistente jurídica.

El armario de la serie, de gente de negocios con clase, es «magnífico», reconocía el año pasado al sitio Outnet.com. «Me ha permitido descubrir a los estilistas, entender lo que va bien con mi cuerpo». Su estilo preferido para el día a día era un «vestido recto con zapatos planos y una chaqueta corta» o «un par de jeans» con una «prenda superior linda y un 'blazer'».

Como inspiración, Meghan Markle cita a Emmanuelle Alt, redactora jefe de Vogue París, y a la actriz estadounidense Gwyneth Paltrow, dos influyentes figuras de la moda cuyos modelos suelen copiar las amantes de las tendencias. Según la revista francesa Figaro Madame, la prometida del príncipe Enrique tiene «una gota de Grace Kelly, una dosis de Alicia Keys, una pizca de Amal Clooney y mucho de [la duquesa] Catalina». «Tiene un estilo moderno y a la moda, al tiempo que destila una elegancia clásica», describe Christine Ross, redactora jefa del blog «Meghan's Mirror», dedicado a la joven estadounidense y a su armario. «Está claro que aportará un cambio, energía y juventud» a la familia real, afirma. «Es muy diferente a otros de sus miembros, al ser estadounidense y tener una educación diferente».

Su vestido de novia podría dar algunas pistas sobre lo que se reserva Meghan Markle -o sobre lo que le espera-. Desde hace semanas, Londres bulle en rumores sobre su posible diseñador: Burberry, Ralph & Russo, Victoria Beckham, Roland Mouret, Erdem, Alexander McQueen. La respuesta, el 19 de mayo, día del casamiento.

 

Fotos

Vídeos