La preocupante reaparición pública de Miguel Bosé tras su divorcio

Miguel Bosé, en su intervención en Los Grammy Latinos. /El Norte
Miguel Bosé, en su intervención en Los Grammy Latinos. / El Norte

El cantante entregó un galardón en los Grammy Latinos con la voz entrecortada

El Norte
EL NORTEValladolid

Era uno de los rostros más esperados en la entrega de los Grammy Latinos y no faltó a su cita. Miguel Bosé (Panamá, 1962) reapareció este viernes en Las Vegas para entregar el premio a la Persona del Año 2018 a los integrantes del grupo mexicano Maná. Pero su intervención ha despertado la preocupación de sus seguidores, que se han mostrado preocupados por el estado en el que se encontraba la voz del cantante.

«Para algunos de nosotros, el arte solo tiene sentido si está unido a nuestro corazón y a nuestras emociones», afirmaba el cantante con la voz desgarrada y entrecortada. Su hilo de voz quebradizo hizo saltar todas las alarmas entre su legión de seguidores.

Y es que Miguel no atraviesa por su mejor momento personal. Hace apenas un mes, la que fuera su pareja durante 26 años, Nacho Palau, sorprendía al mundo con un comunicado con una demanda de divorcio hacia el artista. Desde entonces, Bosé parece no levantar cabeza y ahora tendrá que lidiar contra la última adversidad: cuidar su voz para que esté a punto lo antes posible.