Trump advierte que las redadas migratorias empezarán después del 4 de julio

El prsidente de EE UU, Donald Trump./EP/ Chris Kleponis
El prsidente de EE UU, Donald Trump. / EP/ Chris Kleponis

«Mucha gente va a tener que salir», ha dicho el presidente en declaraciones a periodistas en el Despacho Oval

EFEWashington

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha anunciado este martes que las redadas masivas contra inmigrantes con las que amenazó el mes pasado y luego pospuso durante dos semanas empezarán después del 4 de julio. «Después del 4 de julio, mucha gente va a tener que salir», ha dicho Trump en declaraciones a periodistas en el Despacho Oval.

El presidente ha explicado que los agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés) «los van a detener y llevar de vuelta» a sus países. «Tenemos un gran sistema para eso, y ha sido muy efectivo y será muy efectivo», ha dicho el presidente. «Entonces, la gente que viene puede que esté aquí por un tiempo corto, pero van a irse, van a regresar a sus países. Se van a casa», ha añadido.

A mediados de junio, Trump dijo por Twitter que el ICE iniciaría un proceso para deportar a «millones» de indocumentados. Poco después, se supo que el ICE planeaba redadas masivas en diez ciudades del país a partir del 23 de junio para aumentar las deportaciones de familias indocumentadas que han recibido órdenes de expulsión.

El ICE iba a detener a unas 2.000 familias de indocumentados en las ciudades de Nueva York, Miami (Florida), Houston (Texas), Los Ángeles y San Francisco (California), Chicago (Illinois), Atlanta (Georgia), Baltimore (Maryland) y Denver (Colorado).

Las noticias sobre las posibles redadas indignaron a grupos de activistas y a la oposición demócrata, cuya líder, Nancy Pelosi, pidió a Trump que suspendiera esas operaciones «sin corazón» y que «inyectarían el terror» entre las comunidades migrantes.

Trump decidió entonces suspender durante dos semanas las redadas, tiempo para que demócratas y republicanos pactasen un acuerdo migratorio en el Congreso.

Hasta la fecha, sin embargo, no se ha alcanzado ningún acuerdo y el Congreso no se reúne esta semana con motivo del 4 de julio, la fiesta nacional en Estados Unidos.