El Pentágono alista a 7.000 militares para contener a los inmigrantes en la frontera mexicana

El general Terrence J. O'Shaughnessy, comandante del Comando del Norte de los EE UU, comparece ante la prensa para explicar el despliegue del Departamento de Defensa en la frontera mexicana./Departamento de Defensa/David Vergun
El general Terrence J. O'Shaughnessy, comandante del Comando del Norte de los EE UU, comparece ante la prensa para explicar el despliegue del Departamento de Defensa en la frontera mexicana. / Departamento de Defensa/David Vergun

El dispositivo tratará de contener la caravana que todavía tiene por delante miles de kilómetros hasta llegar a EE UU

J. Luis Alvarez
J. LUIS ALVAREZMadrid

El Departamento de Defensa de Estados Unidos tiene alistados unos 7.000 militares para contener a los inmigrantes centroamericanos que se dirigen, a través de México, hacia la frontera. La misión de los efectivos será «reforzar la frontera sur» y «todos los soldados, marineros, aviadores y marines que acudan allí conocen perfectamente las reglas del uso de la fuerza», según ha advertido el general Terrence J. O'Shaughnessy, comandante del Comando del Norte de los EE UU.

Los planes contemplados en la 'Operación Patriota Fiel' (Operation Faithful Patriot) establecen que para este fin de semana estarán sobre el terreno unos 5.200 soldados. Esta fuerza, según fuentes del Pentágono, trabajará «codo con codo» con los miembros del Departamento de Seguridad Nacional y el de Aduanas y Protección Fronteriza estadounidense. «La seguridad de la frontera sur es un asunto de seguridad nacional», ha apuntado el responsable militar.

En todo caso, según ha explicado el general O'Shanghnessy, ya están acuartelados en Texas 870 efectivos, procedentes de distintas unidades del Ejército, bajo el mando del teniente general del Ejército, Jeffrey S. Buchanan. «Eso es solo en comienzo de esta operación», ha precisado el comandante general, porque «contuaremos ajustando el número de efectivos» según las necesidades que se planteen, una vez que los inmigrantes se aproximen a la frontera.

Los 5.200 soldados se unirán a los 2.092 miembros de la Guardia Nacional, unos efectos que llevarán armas. El despliegue se complementa con unidades de Policía Militar, tres compañías de helicópteros medianos del Ejército, tres aviones de transporte Hércules C-130, mientras que otro avión de carga C-17 Globemaster III se encagará del puente aéreo estratégico.

En los próximos días, conforme lleguen las tropas se procederá a su despliegue «por lugares estratégicos» a lo largo de la fronterá, «según sea necesario», en Texas, Arizona, California y Nuevo México. «Las reglas de actuación son similares a las que tendríamos en cualquier otro lugar de los Estados Unidos», ha dicho el general O'Shanghnessy, que ha agregado que «tenemos la fuerza más disciplinada del mundo».

Según fuentes militares estadounidenses, son dos caravanas que avanzan desde el sur hacia Estados Unidos. En todo caso si destacaron que ambos grupos «son diferentes de las migraciones anteriores, dado el elevado nivel de violencia exhibido».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos