Turquía registra el consulado saudí donde desapareció periodista

Policías turcos llegan al consulado de Arabia Saudí./Reuters
Policías turcos llegan al consulado de Arabia Saudí. / Reuters

Riad desmiente cualquier relación con el caso, mientras que Trump advierte de las consecuencias

COLPISA/AFPEstambul

Agentes de la polícia turca han iniciado a primeras horas de la noche de este lunes el registro del consulado saudí en Estambul, en el marco de la investigación sobre la desaparición del periodista Jamal Khashoggi, que podría haber sido asesinado.

Los policías, algunos de uniforme y otros vestidos de paisano, ha llegado en seis vehículos y entraron inmediatamente al edificio consular. Este operativo se ha producido un día después de la entrevista telefónica que mantuvieron el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y el rey Salmán de Arabia Saudita, en la que hablaron del caso Khashoggi.

El periodista, conocido por sus críticas hacia el poder saudita, acudió al consultado el 2 de octubre para realizar los trámites para casarse con una turca, Hatice Cengiz. Desde entonces está desaparecido. El gobierno saudí asegurá que salió de la legación, pero las autoridades turcas dicen lo contrario y algunos responsables acusan a Riad de haber hecho asesinar al periodista dentro del consulado por un grupo de agentes enviados especialmente para esa misión.

Erdogan ha pedido varias veces sin éxito a las autoridades saudíes que proporcionasen imágenes para demostrar que Khashoggi salió efectivamente del consulado. El registro fue autorizado la semana pasada por Riad, por lo que decenas de periodistas han permanecido desde entonces de guardia ante el consulado.

Arabia Saudita desmiente categóricamente cualquier implicación en la desaparición del periodista, conocido por sus críticas al príncipe heredero, Mohamed bin Salmán, y que colaboraba entre otros en el periódico 'The Washington Post'.

Por su parte, el presidente de EE UU, Donald Trump, ha anunciado este lunes en Twitter que ha contactado con el rey Salmán, quien le ha dicho que «ignoraba» el paradero del periodista. «El rey de Arabia Saudita niega tener ninguna información de lo que pueda haberle ocurrido al 'ciudadano saudita'», indicó Trump. Ante la «negativa muy, muy fuerte» del rey Salmán, «me sonó como que tal vez esto debió ser obra de asesinos del hampa. ¿Quién sabe?», ha añadido Trump, quien mencionó la posibilidad de que los asesinos fueran «elementos incontrolables».

Asimismo, el presidente estadounidense ha anunciado que su secretario de Estado, Mike Pompeo, partiría inmediatamente rumbo a Arabia Saudita para hablar directamente con el rey. El pasado sábado Trump había amenazado a su gran aliado saudí con un «castigo severo». Por su parte su consejero económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, ha asegurado que «si los sauditas están involucrados, si Khashoggi fue asesinado o herido o lo que sea, tendrá consecuencias negativas, él -Trump- actuará», ha advertido Kudlow.

El domingo, Riad prometió responder a posibles sanciones. «El reino afirma su rechazo total a cualquier amenaza de socavarlo con amenazas de imponer sanciones económicas o usando la presión política», dijo un responsable saudita citado por la agencia oficial SPA.

Francia, Gran Bretaña y Alemania han pedido una «investigación creíble». «Defender la libertad de expresión y la prensa libre y asegurar la protección de los periodistas son prioridades esenciales para Alemania, Reino Unido y Francia», han asegurado en un comunicado común los ministros de Exteriores de los tres países.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos