Buckingham Palace: silencio sobre el 'brexit'

Buckingham Palace: silencio sobre el 'brexit'
AFP

Isabel II y el resto de la Familia Real británica han mantenido una neutralidad absoluta sobre la salida de su país de la UE y nadie sabe si están a favor o en contra

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTOLondres

Desde que se convocó el referéndum del 'brexit', hace ya tres años, en la Familia Real británica todo han sido buenas noticias: ha habido bodas (la más importante, la del príncipe Guillermo con la actriz Meghan Markle) y nacimientos, la reina Isabel II sigue en el trono y Carlos de Inglaterra ha cumplido 70 años y continúa con su larga preparación para ser rey. De todos estos acontecimientos se ha hecho eco la prensa británica (y por extensión, la mundial), con amplias coberturas a todo color. Y sin embargo, ni un sólo medio ha sido capaz de dar una noticia cierta sobre qué se piensa en Buckingham Palace del acontecimiento más importante del siglo en el Reino Unido: la salida del país de la Unión Europea.

Lo más atrevido que han publicado los periódicos británicos sobre el asunto se leyó en las páginas de, cómo no, 'The Sun'. El 9 de marzo de 2016, dos meses y medio antes del referendo, el diario sensacionalista tituló a toda página: 'Isabel II apoya el 'brexit'. Basándose en fuentes poco claras, 'The Sun' se hacía eco de una reunión privada entre la reina y el entonces viceprimer ministro, el demócrata-liberal Nick Clegg, en la que supuestamente Isabel II confesó que le disgustaba el camino que estaba tomando la Unión Europea y apoyaba el 'brexit'.

Buckingham no tardó ni un día en desmentir la información y recordó que Isabel II había mantenido su estricta neutralidad durante sus más de seis décadas de reinado y no iba a cambiar de política por este asunto. «La reina reina, pero no gobierna», fue la frase que repitieron, antes de denunciar al 'Sun' ante la entidad que supervisa a los medios de comunicación en el Reino Unido. El periódico fue amonestado, pero no retiró su información.

De una indiscreción de un tipo indiscreto por naturaleza nació una noticia parecida. La reina se reunió en julio de este año con el presidente norteamericano, Donald Trump, en un encuentro privado que duró 45 minutos. Por supuesto, lo que se dice en esas reuniones es alto secreto. Excepto para Trump, claro, que contó después a los periodistas que Isabel II le había mostrado su preocupación por la deriva que estaba tomando el proceso de salida de Reino Unido de la Unión Europea.

En cualquier caso, lo más parecido a una opinión sobre el 'brexit' que ha mostrado la corona británica se escuchó en la cena de gala que Isabel II ofreció a los reyes de Holanda el pasado octubre en Londres. «A medida que miramos hacia una nueva asociación con Europa, son nuestros valores compartidos y nuestro compromiso mutuo lo que representa un gran activo y demuestra que incluso a través del cambio, nuestra alianza perdurable sigue siendo fuerte», dijo durante su discurso la reina de Inglaterra, que no hacía más que constatar una obviedad: que tras el referéndum, la relación entre su país y la Unión Europea iba a ser diferente. Aun así, los británicos le sacaron punta al asunto y para unos, Isabel II estaba apoyando el 'brexit' y para otros, rechazándolo.

Parecería que el ecologista Carlos de Inglaterra o que los príncipes Guillermo y Enrique, en línea con lo que piensa la mayoría de los jóvenes británicos, están en contra del 'brexit'. Pero nadie lo sabe. No parece fácil que la reina de Inglaterra o cualquiera de los miembros de su familia caigan en el error de pronunciarse a favor o en contra del 'brexit'. Son conscientes de que cualquier posicionamiento, el que fuera, colocaría al 50% de sus súbditos en contra, y eso no les conviene. Por eso, seguirán celebrando bodas, nacimientos y cumpleaños sin que se les escuche una opinión sobre el 'brexit'.

 

Fotos

Vídeos