Juncker advierte a May de que «no hay espacio para renegociar el acuerdo del 'Brexit'»

Juncker advierte a May de que «no hay espacio para renegociar el acuerdo del 'Brexit'»

El presidente de la Comisión, y el del Consejo, Donald Tusk, se reúnen esta tarde con la primera ministra británica en Bruselas

Salvador Arroyo
SALVADOR ARROYOBruselas (Bélgica)

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, se ha confesado esta mañana «asombrado» por el aplazamiento de la votación en Westminster –que debía producirse este martes– ante la incapacidad de la primera ministra británica, Theresa May, para conseguir el respaldo suficiente al Acuerdo de Salida y la declaración sobre la futura relación que pactó el 25 de noviembre con el resto de líderes europeos. Juncker, contrariado con ese movimiento «en este tramo final del camino», ha confirmado durante una intervención en la Eurocámara que esta tarde-noche se entrevistará en Bruselas con la 'premier', como también lo hará Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo en un encuentro programado para las 17.00 horas.

Horas antes de ese encuentro, el veterano dirigente luxemburgués ha querido marcar límites. Ante los parlamentarios europeos ha incidido en que el acuerdo del 'Brexit' alcanzado con Reino Unido es «el mejor y el único posible. No hay espacio para renegociar».

Aunque eso sí, al igual que plantease el lunes Tusk ha matizado que «sí (existe espacio) para una mayor clarificación e interpretación sin abrir de nuevo el pacto». Lo que refuerza la tesis de que Europa intentará ayudar a May con una suerte de declaración política que aclarara que la solución al problema de Irlanda (el conocido como 'backstop') es solo una herramienta de respaldo que no llegaría a activarse por la voluntad de sellar antes un acuerdo privilegiado Londres-Bruselas. Porque lo que sí ha remarcado Juncker es que no se tocará una coma de lo ya redactado y firmado, y que nunca se dejará «tirada a Irlanda, nunca».

Los mismos argumentos ha empleado el vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans, coincidiendo con la celebración en la capital comunitaria de un Consejo de Asuntos Generales. La Unión Europea se «ajustará» a los acuerdos que están sobre la mesa, reforzó, al tiempo que ha vuelto a destacar el papel desempeñado por el negociador del bloque, Michel Barnier, que ha trabajado «de buena fe» en los más de diecisiete meses de contactos a todos los niveles entre las dos partes.

Altos responsables políticos nacionales, como la ministra francesa de Asuntos Europeos, Nathalie Loiseau, han expresado en las últimas horas en Bruselas su sorpresa y criticado la decisión adoptada por May el lunes. «Estamos muy preocupados por el aplazamiento de la votación. Hemos hecho mucho para ayudar a Reino Unido. Sólo hay un posible acuerdo y hemos hecho muchas concesiones para alcanzarlo», incidió antes de plantear que los 27 continúan preparándose ante un eventual divorcio sin acuerdo.

Más información

 

Fotos

Vídeos