Descubriendo Briviesca y los encantos de la capital de La Bureba

Fachada de la iglesia de Santa María, en Briviesca. /Burgos Conecta
Fachada de la iglesia de Santa María, en Briviesca. / Burgos Conecta
La localidad burgalesa dispone de conjuntos monumentales, paseos y uno de los santuarios más famosos de la provincia de Burgos
BURGOS conecta
BURGOS CONECTABurgos

En la provincia burgalesa hay muchos pueblos con encanto, que además muestran una gran diversidad y riqueza arquitectónica. Briviesca es un claro ejemplo de ello. Es la capital de la comarca de La Bureba y está situada a tan solo 40 km de Burgos. Un reclamo para aquellos que no quieran dejar de pasear por una localidad solariega con siglos de historia y con una realidad llena de vida en pleno siglo XXI.

Uno de los espacios que ningún turista debe perderse es la Plaza Mayor. Allí se presenta con la mayor de las armonías uno de los templetes de mayor valor de toda la provincia de Burgos. Símbolo inconfundible de la localidad, fue levantado en el centro de esta plaza de más de dos mil metros cuadrados a comienzo del siglo XX, en el año 1909, para ser remozado por completo en el año 2009 coincidiendo con su centenario. Este espacio es el centro neurálgico de la ciudad y lugar de reunión para todos sus ciudadanos.

Arquitectura y arte

La Plaza Mayor está custodiada por el Palacio de los Soto Guzmán. Este emblemático edificio asoma a la Plaza Mayor por una de sus esquinas y consta de una torre y un edificio adjunto de dos plantas. En el S.XVII fue erigido por la familia Soto Guzmán, pero en la actualidad se ha convertido en la sede del Ayuntamiento.

Con una estructura similar a la de este edificio, se encuentra en la calle Medina la Casa Palacio de los Torres. La mandó construir la familia de los Torre hacia la segunda mitad del S. XVII y a diferencia del resto del edificio que fue construido en materiales pobres, tanto la fachada como la torre cuentan con una buena conservación. Actualmente, después de haber sido restaurada, se ha convertido en una vivienda particular.

En esa misma calle también se puede observar la Casa Palacio de los Martínez. Uno de los lugares más pintorescos de Briviesca es el conjunto monumental de Santa Clara. Este conjunto se compone de la iglesia, el monasterio, la casa solariega y el hospital. El más interesante de todos ellos es la iglesia, debido tanto a la originalidad de su construcción como al retablo que tiene en su interior. Se le denomina 'El Escorial de los retablos', ya que es único en su género y no tiene comparación con ningún otro retablo en cuanto a época, estilo, escultura, decoración y arquitectura.

Retablo 'El árbol de Jesé'.
Retablo 'El árbol de Jesé'.

«Callejear por la llamada bien trazada, contemplar su Plaza Mayor con el templete, y disfrutar de un paseo por el río, son lugares imprescindibles en una visita a Briviesca», explica Alba Ezquerro González, concejala de Ferias, Festejos y Promoción Industrial.

El paseo continúa

Otra de las visitas indispensables es la excolegiata de Santa María. Es la primera y una de las más antiguas de España, a pesar de que en la actualidad se ha rebajado al rango de iglesia. Fue fundada en el S.XIV por la infanta Blanca de Portugal en un momento de máxima expansión para Castilla .Cabe destacar también la Capilla de las Viejas, situada en la iglesia San Martín y el retablo mayor de dicha iglesia, concluido en 1705.

Por último y para terminar el paseo por Briviesca se puede visitar la Casa Salamanca. Un espacio único que fue lugar de hospedaje de la reina María Luisa de Saboya, primera esposa del rey Felipe V. En la actualidad está en fase de restauración con la idea de que albergue en su interior un teatro municipal.

Alrededores: El Santuario de Santa Casilda

Muy cerca de Briviesca, a tan solo 11 kilómetros se encuentra el Santuario a Santa Casilda, patrona de Briviesca. Un espacio venerado por briviescanos y por lugareños que es una joya para creyentes y para amantes de la historia de nuestros pueblos. En su interior llama la atención el retablo central, donde se puede observar la imagen de Santa Casilda yacente, obra de Diego Siloé, autor de la afamada Escalera Dorada de la Catedral de Burgos. Bajo ella, el sepulcro que contiene las reliquias de la Santa y un transparente cierran la escena del conjunto que cada año veneran cientos de vecinos de esta comarca que acuden cada año en romería.

La más numerosa, la que coincide con la fiesta de La Tabera, y que reúne desde finales del siglo XVIII a las gentes de labor agrícola del entorno para implorar la intercesión de la Santa en el buen trabajo de las labores de siembra y recolección.

Más información:

Web: http://turismo.briviesca.es/

Temas

Jesé