El Gobierno advierte de que seguirá en Cataluña mientras la Generalitat no respete la ley

Roberto Bermúdez comparece en el Senado. /EP
Roberto Bermúdez comparece en el Senado. / EP

Roberto Bermúdez de Castro alerta sobre las consecuencias de someter a la sociedad catalana «al riesgo de la inhabilitación» de su presidente

Nuria Vega
NURIA VEGAMadrid

El Ejecutivo ha vuelto a censurar la «maniobra» de Roger Torrent, que ha convocado vía exprés el pleno de investidura para esta misma tarde ante la posibilidad de que mañana el Tribunal Supremo envíe a prisión al candidato Jordi Turull. Roberto Bermúdez de Castro ha reprochado que el presidente del Parlamento catalán actúe como «correa de transmisión del independentismo» y haya tomado una decisión «arbitraria y que obedece a intereses sectarios». «Mientras en Cataluña no haya un gobierno que respete la Constitución y que defienda el Estatuto, el Gobierno de España estará allí», ha advertido el secretario de Estado para las Administraciones Territoriales.

La comparecencia de Bermúdez de Castro estaba programada en el Senado para hacer balance de estos cinco meses de aplicación del artículo 155 en Cataluña. Su intervención se ha producido, sin embargo, horas antes de una sesión imprevista de investidura en Cataluña. El número dos de Soraya Sáenz de Santamaría interpreta el movimiento de Torrent como «un paso más en la estrategia independentista de confrontación con el Estado». Un Estado que, recuerda, ha demostrado su capacidad para defenderse.

En este sentido, ha reivindicado que el artículo 155 ha servido para «impulsar» la administración de Cataluña, para «rebajar la tensión» social y proporcionar «seguridad jurídica». Una respuesta que el Gobierno no dudaría en volver a dar si no se conforma en Cataluña un ejecutivo que «cumpla con la ley». «El Gobierno de la Nación lo ha hecho, ha cumplido con su obligación y no tengan ninguna duda que lo va a seguir haciendo mientras sea necesario», ha anticipado.

A su juicio, el candidato a presidir la Generalitat debe estar libre de procesos judiciales. En definitiva, el aspirante «limpio» que reclama el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy. «Cataluña ha sufrido mucho quebranto y no puede ser sometida al riesgo de la inhabilitación de su presidente. Sería un golpe muy duro para su estabilidad, su prestigio y dignidad de sus instituciones», ha sostenido Bermúdez de Castro.

El portavoz del PdeCAT en la Cámara alta, sin embargo, ha anticipado que las fuerzas secesionistas tienen previstos «todos los escenarios» para hacer efectiva la toma de posesión de Turull si logra ser designado esta tarde. En este sentido, Josep Lluís Cleries ha reclamado a la CUP respaldar al aspirante: «Con lo que esta sucediendo es importante cerrar filas y estoy seguro que a las cinco habrá investidura».

La del capitán Araña

Roberto Bermúdez de Castro ha asegurado que la actitud del expresident Carles Puigdemont «es la del capitán Araña» porque ha embarcado a todo el mundo «en un lío y ahora coge y ser larga» sin que sus aliados se atrevan a decirle nada.

 

Fotos

Vídeos