La Audiencia de Barcelona rebaja la indemnización a 15 familiares del 'caso Germanwings'

Restos del avión de Germanwings/Reuters
Restos del avión de Germanwings / Reuters

Las cantidades no superarán los 105.000 euros en el caso más alto y 20.625 en el más bajo

CRISTIAN REINOBarcelona

El 24 de marzo de 2015, 150 personas murieron en los Alpes franceses como consecuencia del accidente de un avión de la compañía alemana Germanwings que partía del aeropuerto de Barcelona y se dirigía a Dusseldorf. El siniestro lo provocó intencionadamente el copiloto que estrelló de manera deliberada la aeronave. Andreas Lubitz decidió suicidarse tras quedarse solo en la cabina. Perdieron la vida los 144 pasajeros y los seis miembros de la tripulación.

En julio de 2018, el Juzgado Mercantil 8 de Barcelona fijó unas indemnizaciones para 15 familiares directos de siete de las víctimas mortales que iban de 104.000 euros a 220.000. Son los que decidieron acudir a la vía judicial para reclamar compensaciones. Ahora, casi cuatro años después del accidente, la Audiencia de Barcelona ha estimado parcialmente un recurso presentado por la aseguradora Allianz Global Corporate & Specialty y la compañía aérea Germanwings (del grupo Lufthansa) y ha rebajado de manera considerable las indemnizaciones que fijó el juzgado mercantil de Barcelona en primera instancia a estos familiares.

El dinero compensatorio por la tragedia que pasarán a cobrar los familiares no superará los 105.000 euros en el caso más alto y 20.625 en el más bajo. Es decir, la revisión a la baja va del 35% al 81%, según los casos. Además, la Audiencia de Barcelona, en una sentencia conocida ayer, determina que los 50.000 euros que la compañía aseguradora y la compañía aérea alemana entregaron a los damnificados en un primer momento fueron un anticipo de la indemnización y no a fondo perdido para cubrir necesidades inmediatas tras el siniestro, como alegaron y entendieron los familiares. La mayoría de los familiares de las víctimas de la tragedia aérea asumieron los acuerdos indemnizatorios que alcanzaron con la firma germana.

Según la sentencia, las indemnizaciones no pretenden compensar la «falta de diligencia o de previsión de la compañía o su aseguradora», sino el «dolor excepcionalmente causado a los familiares de la víctimas del siniestro, que se vieron sorprendidos por un incidente absolutamente imprevisible e inasumible que, además, les sometió a una especial exposición mediática».