Borrell: la nueva diplomacia se centra en el soberanismo y la UE

Dastis y Borrell./Óscar del Pozo (Afp)
Dastis y Borrell. / Óscar del Pozo (Afp)

El titular de Exteriores advierte de que «España se enfrenta quizá al mayor problema que puede enfrentar un país, el de la integridad territorial»

Ander Azpiroz
ANDER AZPIROZMadrid

En el cuaderno de tareas del nuevo jefe de la diplomacia figura subrayado en rojo la de combatir el relato victimista que el independentismo trata de difundir entre los socios europeos. Josep Borrell comenzó a aplicarse a este objetivo al minuto siguiente de recibir la cartera de manos de su antecesor en el cargo, Alfonso Dastis. «No les oculto que son tiempos difíciles, España se enfrenta quizá al mayor problema que puede enfrentar un país, el de la integridad territorial», afirmó en su primer discurso como ministro del Gobierno socialista de Pedro Sánchez.

Borrell cuenta con su experiencia como presidente del Parlamento Europeo entre 2004 y 2007, un mérito que sin duda influyó en el jefe del Ejecutivo a la hora de entregarle la cartera de Exteriores. Este conocimiento del club comunitario le servirá también para contribuir a que los 28 superen uno de los momentos más complicados de su historia, cuando Gran Bretaña está a pocos meses de enfilar la puerta de salida y los populismos amenazan con romper el tradicional equilibrio político entre populares y socialdemócratas en las elecciones al Parlamento Europeo de mayo de 2019. Según resumió el jefe de la diplomacia, «la Unión Europea vive una crisis de confianza» y España, dijo, debe de contribuir a solucionarla «no con minorías de bloqueo, sino con mayorías de avance».

El también exministro de Obras Públicas en los dos últimos Gobiernos de Felipe González llamó a responder con humildad, a la que él se comprometió el primero. «Ser ministro no es nada, poca cosa», apuntó antes de destacar que el éxito o el fracaso dependen del equipo del que se sepa rodear un responsable político. Borrell hizo ante el personal de Exteriores una encendida defensa de los funcionarios, a quienes pidió «capacidad, lealtad y neutralidad». Segundos después solicitó también «silencio» a un grupo de asistentes al acto y por cuyos murmullos interrumpió su discurso.

Relevos

Borrell se dirigió a los altos cargos de Exteriores. Les instó a desempeñar sus cargos hasta que, si se estima oportuno, se produzca su relevo. Uno de los que ya se ha ido es el exministro Dastis, quien se mostró «feliz» de ceder el Ministerio a un político de la diltada trayectoria de Borrell.

La primera tarea de envergadura para el nuevo jefe de la diplomacia será la de acompañar a los Reyes en la visita a Estados Unidos que iniciarán la próxima semana.

 

Fotos

Vídeos