La comisión del Alvia, en marcha cinco años después de la tragedia

Imagen del vídeo grabado por una cámara de seguridad del descarrilamiento del tren Alvia. /Reuters
Imagen del vídeo grabado por una cámara de seguridad del descarrilamiento del tren Alvia. / Reuters

El accidente causó 80 muertos y más de 140 heridos

EFE

La comisión de investigación creada en el Congreso para esclarecer el accidente del Alvia que provocó 80 muertos y más de 140 heridos en Santiago de Compostela se ha constituido hoy, cuando han pasado casi cinco años de la tragedia y se cumplen siete meses del pleno en el que se acordó su creación.

El diputado del PDeCAT Feliu Guillaumes ha sido elegido por asentimiento presidente de este nuevo órgano parlamentario, a cuyos diputados y portavoces ha pedido un esfuerzo para tratar de llegar a acuerdos unánimes, consciente de la «dificultad» que supondrá avanzar en una comisión cuya creación había rechazado el PP.

El presidente ha dado un mes de plazo a los grupos para que presenten sus peticiones de documentación y comparecencias, y En Marea ya ha anunciado que reclamará la presencia de la presidenta del Congreso y exministra de Fomento, Ana Pastor, del exministro socialista José Blanco y del ministro de Justicia y exsecretario de Estado de Infraestructuras, Rafael Catalá. También va requerir, dentro los «imprescindibles» que según la diputada Alexandra Fernández no pueden faltar, el actual secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, y también el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo.

Tanto el presidente como los portavoces de los grupos han recordado a las víctimas del accidente ocurrido el 24 de julio de 2013 en una curva del barrio del Angrois, a las afueras de Santiago, donde un Alvia que circulaba a 190 kilómetros descarriló en un tramo donde la velocidad estaba limitada a 80 kilómetros por hora.

Guillaumes ha puesto incluso por encima de la prioridad de «aclarar lo que pasó» el mantenimiento de una «especial sensibilidad» hacia las víctimas, y ha apuntado que no se puede excluir que de sus trabajos se deduzcan responsabilidades políticas. Consciente de el reto «no será fácil», ha pedido a los grupos «flexibilidad» para encajar las agendas de los comparecientes, ante el riesgo de que los trabajos se alarguen excesivamente.

Desde el grupo de Unidos Podemos, la diputada de En Marea Alexandra Fernández, se ha apresurado a anunciar las cinco comparecencias que como mínimo pedirá su formación y ha apuntado que además de buscar «verdad, justicia y reparación» para las víctimas se buscará mejorar la seguridad ferroviaria para el futuro. Se ha congratulado de que «por fin» se ponga en marcha la comisión, siete meses después de que el pleno del Congreso acordara su creación, y ha reconocido el trabajo de plataforma que agrupa a las víctimas por su tesón a la hora de exigir esta investigación. Ha enfatizado que en el ámbito parlamentario En Marea ha sido su «principal artífice» y ha adelantado que pedirá que los convocados declaren bajo la fórmula de pregunta/respuesta porque ello permitirá entablar un «diálogo» y evitará que acudan con su «guión definido».

En nombre del PP, el diputado Celso Delgado ha asegurado que su grupo, que votó contra de la apertura de la comisión, actuará «con la máxima seriedad y responsabilidad» y con actitud «constructiva». Ha añadido que mantendrá un total respeto a víctimas y familiares y al procedimiento judicial que sigue abierto en un juzgado de Santiago, y ha reconocido que no será una comisión fácil.

El diputado gallego ha recordado que tras el accidente del Alvia, que «dolió mucho en España, pero de una manera especial en Galicia» ya se creó una subcomisión sobre infraestructuras ferroviarias que tras escuchar a más de 40 comparecientes permitió aprobar un dictamen sobre el sector ferroviario y su seguridad.

Desde el PSOE, la diputada Pilar Cancela ha expresado toda la «comprensión» hacia «todo lo que han sufrido y padecido» las víctimas, y ha hecho hincapié en que ha pasado «muchísimo tiempo» desde el accidente. Ha señalado que el PSOE afronta esta labor «con total objetividad» y sin ninguna predisposición «contra nadie o a favor de nadie» y ha considerado una «cuestión de justicia» la apertura de un órgano que había sido reclamado reiteradamente por los allegados de los fallecidos y las personas heridas en la curva de Angrois.

Junto a Feliu Guillaume, la Mesa de la comisión de investigación se ha conformado con los diputados César Ramos Esteban (PSOE), José Alberto Herrero Bono (PP), Antón Gómez-Reino (Unidos Podemos), y Concepción Santa Ana (PP).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos