Así es el dogo de Burdeos, la raza de perro que ha matado a una madre y su hija en Madrid

Imagen de arhivo de un perro de la raza dogo de Burdeos./
Imagen de arhivo de un perro de la raza dogo de Burdeos.

La raza ha saltado a la actualidad después de que dos ejemplares atacaran mortalmente a sus dueñas

REDACCIÓN

Dos perros de la raza dogo de Burdeos han atacado este miércoles a dos personas en Colmenar de Oreja (Madrid), en una vivienda de la urbanización Balcón del Tajo. Las dos mujeres, madre e hija, han fallecido a causa de las mordeduras de estos dos animales.

Esta raza, el dogo de Burdeos, se caracteriza por su gran tamaño; concretamente, superior a los 50 kilos de peso en el caso de los machos y rondando los 45 en el caso de las hembras. En cuanto a la altura, sobrepasan ampliamente el medio metro, entre los 60 y 70 centímetros.

Conocido también como dogo de Aquitania, el estándar de esta raza se hizo oficial en 1926: evidencia una gran musculatura, que, aunque de patas cortas, hace de este animal un perro atleta e imponente. De ahí que esté categorizado como «raza gigante».

Con estas características, se entiende su naturaleza de combate, al igual que su sobrenombre en la antigüedad: «perro carnicero», conocido así por ser guardián de los establecimientos de esta índole. Sin embargo, la concepción de este cam ha ido cambiando a lo largo del tiempo.

De procedencia francesa (el único dogo de origen galo), es una de las razas más antiguas de Francia, descendiente de los molosos romanos y de los dogos españoles, entre otros. También cabe destacar su pasado asiático, el de sus ancestros, ya que «perro turco» es otro de sus sobrenombres históricos. En la actualidad, la selección ha hecho de este animal un perro afectuoso, capaz de crear un vínculo sólido con sus dueños, con los que suele adquirir un carácter protector y cariñoso, especialmente con los niños. A pesar de ello, esa naturaleza afable, tranquila (ladra poco) y sensible (no soporta la soledad) brilla por su ausencia en el caso de sociabilizar con sus congéneres, sin llegar a ser agresivo con ellos, eso sí.

A pesar de los diferentes casos aislados, no está considerada como raza peligrosa, como sí es el caso de otras como el American Staffodshire Terrier, el Rottweiler u otro de los dogos, el argentino.

Respecto a los cuidados, se debe tener en cuenta que su corpulencia necesita de espacio para poder correr y ejercitarse. Por esa misma razón, debe ser educado perfectamente para poder controlarlo bien.

Messi, un gran conocedor de esta raza

El futbolista argentino Lionel Messi, del FC Barcelona, tiene por mascota un perro de esta raza desde 2016. Hulk, que así se llama, cobra un gran protagonismo en las redes sociales tanto del jugador como de su pareja, Antonella Roccuzzo.

 

Fotos

Vídeos