Euforia en Podemos por las cesiones arrancadas al Gobierno

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, firma el acuerdo para los presupuestos junto al presidente Pedro Sánchez./Efe
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, firma el acuerdo para los presupuestos junto al presidente Pedro Sánchez. / Efe

«Nadie se imaginaría que el PSOE aprobara unos presupuestos como estos si no negocia con nosotros», celebra Iglesias

Ander Azpiroz
ANDER AZPIROZMadrid

«Nunca Unidos Podemos tuvo tanta influencia en un Gobierno como tiene ahora». Esta es una frase que Pablo Iglesias repite desde que la moción de censura tumbó a Mariano Rajoy y aupó a Pedro Sánchez la Moncloa. Lo negociación en los Presupuestos ha demostrado que lo que dice el secretario general podemista es cierto. Que con solo 84 diputados, el Gobierno está a merced de sus socios parlamentarios, muy especialmente Unidos Podemos.

Los morados y sus confluencias han sacado una buena tajada de una negociación que han calculado al milímetro. Primero boicotearon con una abstención la aprobación de la senda de déficit del Gobierno, una propuesta que incluía un incremento del gasto en 6.000 millones. Una cantidad insuficiente, aseguró Unidos Podemos. Después tendieron la mano al Gobierno para aprobar unos Presupuestos que, de salir adelante, lo harán con la senda de déficit heredada del Ejecutivo del PP.

Iglesias, quien ha estado en permanente contacto con Sánchez, se mostró optimista desde el inicio de las conversaciones. Unidos Podemos presentó un documento de máximos, pero estaba dispuesto a ceder, dijo su secretario general. Y cuando desde el Gobierno ya se daba el asunto por cerrado, los morados maniobraron. El pasado lunes dieron un paso atrás y amenazaron con votar contra los Presupuestos. El Ejecutivo les había engañado, justificó Pablo Echenique. En los cuatro días que han transcurrido hasta este jueves, los podemistas han logrado un importante número de cesiones, la guinda del pastel a una negociación conducida con inteligencia y en la que el científico Echenique ha ejercido de materia gris.

Electorado de izquierda

Al obtener muchas de sus exigencias, Iglesias y los suyos impiden que el PSOE se lleve los aplausos del electorado progresista por unos presupuestos que suponen un giro en gasto social. En el fondo subyace que, por muy buen momento que atraviesen las relación entre las dos fuerzas de izquierda, tarde o temprano volverán a enfrentarse a cara de perro en una campaña electoral donde tratarán de pescar en el mismo caladero. De momento, el Gobierno ha dado un primer paso –aunque insuficiente– para aprobar sus Presupuestos y en Unidos Podemos se respira euforia. «Nadie se imaginaría que el PSOE aprobara unos presupuestos como estos si no negocia con nosotros, la gente lo sabe y para mí es un orgullo ser útiles y que nuestra existencia haga que la gente en España viva mejor», se ha felicitado este jueves Iglesias.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos