El Vaticano no se opondrá al traslado de los restos de Franco pero pide que se busque «una solución»

Vista de la fachada de la catedral de la Almudena en Madrid./REUTERS
Vista de la fachada de la catedral de la Almudena en Madrid. / REUTERS

La vicepresidenta del Gobierno se reúne en Roma con el secretario de Estado, que invita a mantener el «diálogo» para resolver el problema de la exhumación del dictador

DARÍO MENORCorresponsal en Roma (Italia)

Una hora y media ha durado la reunión que han mantenido en la mañana de este lunes en el Palacio Apostólico del Vaticano el secretario de Estado, el cardenal Pietro Parolin, y la vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Carmen Calvo. Varios temas candentes sobre la mesa con uno en primer lugar: el proyecto del Ejecutivo de exhumar los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos. El «número dos» de la jerarquía vaticana ha asegurado que no se va a oponer al traslado, aunque ha pedido que se busque «una solución» y se mantenga «el diálogo», según ha informado en una nota el Gobierno.

Calvo ha aprovechado para agradecer a la Santa Sede «la comunicación cordial y fluida» que se está manteniendo en este asunto con la jerarquía eclesiástica española, en particular con el arzobispo de Madrid, el cardenal Carlos Osoro, y con el presidente de la Conferencia Episcopal Española, el también purpurado y arzobispo de Valladolid Ricardo Blázquez.

Calvo reconoció la semana pasada que el Gobierno «no puede ir más allá» en la cuestión del traslado de los restos de Franco porque, «por mucho que sea un dictador, son restos humanos que solo su familia los puede recibir o puede decidir dónde están», según dijo en una entrevista en Onda Cero. Osoro, por su parte, ya había dejado claro que no podía poner trabas al entierro en una cripta de catedral de la Almudena de Madrid porque la Iglesia «ha sabido acoger siempre a todas las personas».

La vicepresidenta y el secretario de Estado también han hablado de la revisión de los bienes inmatriculados por la Iglesia y de los abusos sexuales a menores cometidos por eclesiásticos. Ambos han coincidido en que hay que trabajar para que estos hechos no se repitan en el futuro, mientras que Calvo le ha detallado al cardenal italiano las modificaciones en el Código Penal para conseguir que estos delitos no prescriban.

La audiencia supone el primer encuentro que mantiene un representante de la Santa Sede con un miembro del Ejecutivo de Pedro Sánchez. En la conversación, mantenida en español porque Parolin domina este idioma debido a su larga experiencia en el cuerpo diplomático vaticano, Calvo estaba acompañada por tres miembros de su equipo.

No estuvo presente en cambio en la conversación ningún funcionario de la embajada de España ante la Santa Sede. El anterior embajador, Gerardo Bugallo, nombrado por el Ejecutivo de Mariano Rajoy, fue sustituido el pasado viernes por María del Carmen de la Peña, que todavía no ha presentado sus cartas credenciales.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos