Iglesias: «Hoy, por fin, mandamos a casa al PP»

El líder de Podemos reprocha a Sánchez no haber estado a la altura de un presidenciable

EFEMadrid

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha arremetido hoy duramente contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, porque, en una jornada «histórica» en la que se debate la cuarta moción de censura de la historia reciente, esté ausente del debate y su escaño esté ocupado por un bolso.

Iglesias ha comenzado así su intervención durante el debate de la moción de censura del PSOE contra Rajoy, aprovechando para aludir al hecho de que el presidente no haya acudido a la sesión de esta tarde y se vea en su escaño el bolso de una de las integrantes del Gobierno. Algo que -ha afirmado- «no se merece la dignidad de esta cámara ni la dignidad de los españoles».

Iglesias, además, ha recordado que Rajoy esta mañana le ha dicho que se iba a «comer con patatas» los presupuestos que Podemos había votado en contra, y le ha respondido: «Y es verdad, durante unos meses, pero en esa comida no va a haber ningún corrupto», ha dicho Iglesias, que después se ha felicitado porque «por fin hoy mandamos a casa al PP».

Pero también ha tenido palabras para el líder del PSOE, Pedro Sánchez, al que ha reprochado que no haya estado a la altura de un presidenciable, por no haber hablado a todos los españoles y presentarse como un «mal menor». Iglesias en su turno de intervención ha pedido a Sánchez que tenga «más dignidad», que no permita que las burlas de Rajoy por querer gobernar con sólo 84 diputados, y le ha ofrecido que construya un Gobierno apoyado por una mayoría de 156 diputados, incluidos los de Unidos Podemos que van a votar a favor de la moción.

«Tiene que tener más dignidad, no puede permitir que los corruptos le humillen», le ha espetado al secretario general del PSOE, a quien ha reprochado que no se haya comprometido a «limpiar los aparatos del Estado» y no haya presentado «un programa social» que no se limite a levantar los vetos de Gobierno. A juicio del líder de Podemos, a Sánchez le ha faltado hablar de política sanitaria, medioambiental, del respeto a los derechos civiles, y le ha echado en cara que se haya dedicado a hablar al PNV o a contar los mensajes que se manda con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera.

«Tiene que hablar a los españoles, tiene que parecer presidenciable», ha enfatizado Iglesias, quien además cree que Sánchez tampoco ha ofrecido una respuesta a la cuestión territorial. Le ha pedido que reconozca que España es plurinacional, que asuma el reto de construir un país «diverso» y de abrir un camino de diálogo para encontrar fórmulas de acuerdo democráticas. Según Iglesias, a Sánchez le debería preocupar que formaciones independentistas a las que va a pedir el voto, como ERC, digan que no «confían en él». «No se puede conformar con ser el mal menor», «con ser lo menos malo» o que la elección sea entre «Guatemala y Guatepeor», «tiene que aspirar a ser un presidente que respeten los vascos, los catalanes y los españoles», ha exclamado Iglesias.

«Cualquier estadista que aspire a ser el presidente de España tiene que comprender, por la derecha y por la izquierda la cuestión territorial», según el líder de Podemos, que considera que Sánchez «no puede salir de aquí débil» después de que Rajoy le haya intentado «humillar». Con ese argumento, le ha emplazado a ser responsable y construir una mayoría de 156 diputados con las fuerzas que van a apoyarle y no gobernar sólo con el apoyo de los 84 parlamentarios socialistas. «Asuma ser el primer presidente del siglo XXI que comprende los cambios en España», ha reclamado Iglesias antes de agradecer a la gente, a las mujeres, a los pensionistas, que han ayudado a que hoy «germine» la «semilla» que hace un año plantó -según ha defendido- Podemos con su moción de censura. «Esta moción es de ellos y de ellas», ha concluido.

Sus palabras para Rajoy

También ha arremetido duramente contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, porque, en una jornada «histórica» en la que se debate la cuarta moción de censura de la historia reciente, esté ausente del debate y su escaño esté ocupado por un bolso. Iglesias ha comenzado así su intervención aprovechando para aludir al hecho de que el presidente no haya acudido a la sesión de esta tarde y se vea en su escaño el bolso de una de las integrantes del Gobierno. Algo que -ha afirmado- «no se merece la dignidad de esta cámara ni la dignidad de los españoles».

Iglesias, además, ha recordado que Rajoy esta mañana le ha dicho que se iba a «comer con patatas» los presupuestos que Podemos había votado en contra, y le ha respondido: «Y es verdad, durante unos meses, pero en esa comida no va a haber ningún corrupto», ha dicho Iglesias, que después se ha felicitado porque «por fin hoy mandamos a casa al PP»

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos