Imputado por intento de abuso un hombre que trató de raptar a cuatro niñas en un parking de Vizcaya

Vista del exterior del centro comercial./PEDRO URRESTI
Vista del exterior del centro comercial. / PEDRO URRESTI

Una madre presenció el viernes cómo su hija y sus amigas rechazaban la invitación de un conductor a subirse a su coche justo cuando ella acudía a recogerlas

DAVID S. OLABARRI

Un juzgado de instrucción de Getxo (Vizcaya) ha abierto diligencias como investigado a un hombre de 48 años por intento de abuso sexual a menores tras ser identificado como el varón que trató de raptar a cuatro niñas de edad inferior a los 12 años a las que intentó convencer de que se subieran a su coche en el parking descubierto del centro comercial Artea, según ha confirmado el Departamento de Seguridad.

Dos familias presentaron una denuncia ante la Ertzaintza después de que una de las madres presenciara los hechos, que se produjeron al mediodía del pasado viernes. Las cuatro niñas, que habían ido allí con el abuelo de una de ellas, esperaban en el aparcamiento a ser recogidas por una de las madres. Al llegar, la mujer aparcó a unos pocos metros de donde se encontraban las chicas. Las saludó, pero no se bajó directamente del coche porque recibió una llamada de teléfono.

Fue entonces, según las fuentes consultadas por este diario, cuando apareció un monovolumen de color oscuro que se paró justo enfrente de las niñas. El conductor bajó su ventanilla y empezó a hablarlas. Ellas empezaron a hacer gestos de negación con la cabeza. Una de ellas, de hecho, se dirigió hacia el coche de la mujer, que estaba presenciando esta escena desde su asiento.

La madre, preocupada, se bajó del coche rápidamente y preguntó qué estaba pasando. Las cuatro menores le dijeron que el hombre les había dicho que subiesen con él al monovolumen para que les llevase a Algorta. La mujer comenzó entonces a increpar al individuo y le preguntó por qué se dirigía a las niñas y por qué les decía que se fuesen con él. El conductor, según los mismos medios, negó los hechos y respondió que habían sido las chicas las que le habían preguntado a ver si podía llevarlas a Algorta. La denunciante le contestó que eso era imposible, que ellas sabían que las había venido a recoger y que, además, había visto como negaban repetidamente con la cabeza cuando él hablaba con ellas. El hombre se marchó rápidamente del centro comercial.

Misma versión

La madre volvió a preguntar después a las chicas, ya más calmadas, qué había pasado. Las cuatro contestaron lo mismo. De hecho, no han variado su versión en ningún momento desde que se produjo el supuesto intento de rapto.

La mujer acudió más tarde a la comisaría de la Ertzaintza a presentar una denuncia, que fue remitida después a un juzgado de instrucción de Getxo. Horas después acudió otra de las familias afectadas a presentar una demanda similar. EL CORREO se puso en contacto con una de las dos familias denunciantes. Los padres confirmaron que han presentado una denuncia en dependencias de la Policía autonómica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos