Los informes psicológicos demuestran que Patrick Nogueira mató a sus cuatro familiares consciente de lo que hacía

Patrick Nogueira. / Foto: Ep / Vídeo: Atlas

Los forenses afirman que las víctimas apenas opusieron resistencia al «descuartizador de Guadalajara»

J.V. MUÑOZ-LACUNAToledo

Patrick Nogueira, el asesino confeso de sus tíos Marcos Campos Nogueira y Janaína Santos y de sus primos –David, de sólo un año y Carolina, de cuatro- el 17 de agosto de 2016 en un chalet de Pioz (Guadalajara), actuó consciente del cuádruple crimen que estaba cometiendo y no padece daño cerebral alguno. Son las principales conclusiones del examen psicológico efectuado a Patrick tras su detención que este lunes han dado a conocer las psicólogas encargadas de redactar el informe.

Patrick «tiene una capacidad total de conocimiento y no tiene limitada su capacidad de comprender y de actuar según su comprensión», han indicado las psicólogas forenses que, no obstante, detectan elementos «psicopáticos» en este joven de 21 años. Lo que descartan ambas es que el autor confeso de este cuádruple crimen padezca un «daño cerebral» como pretende demostrar su abogada defensora, Bárbara Royo, para solicitar una pena de 25 años de cárcel frente a la prisión permanente revisable que piden tanto las acusaciones particulares como la fiscalía.

Con premeditación

Según las psicólogas forenses, Patrick Nogueira carece de empatía hacia sus cuatro víctimas y no se arrepiente de sus crímenes, que no cometió de manera impulsiva sino con premeditación. Sólo se muestra preocupado por saber «cómo normalizará su vida» una vez salga de la cárcel.

Acerca de lo ocurrido el 17 de agosto de 2016 en la vivienda familiar de sus tíos y primos, los peritos de la Policía Científica de la Guardia Civil han descrito el arma que Patrick utilizó para degollar a los dos adultos y dos niños: un cuchillo de tres centímetros de anchura. A su tía Janaína y a sus primos los asesinó tras asestarles un par de puñaladas. En el caso de su tío Marcos, con quien mantenía una tensa relación, lo apuñaló hasta en 14 ocasiones, lo que revelaría ensañamiento.

Patrick Nogueira solo se muestra preocupado por saber «cómo normalizará su vida» una vez salga de la cárcel

Tan sólo encontró cierta resistencia en su tío a la hora de acabar con su vida, cuando éste llegó de trabajar y varias horas después de haber quitado la vida a sus otras tres víctimas. Todas las víctimas murieron desangradas por las heridas de arma blanca que fueron «mortales de necesidad».

A continuación, descuartizó a los dos adultos a la altura de la cintura e introdujo los cuatro cadáveres en sendas bolsas de basura que abandonó en el interior del chalet. Las bolsas de basura aún conservaban las huellas dactilares de Patrick cuando un mes más tarde eran halladas por la Guardia Civil a raíz de la denuncia de los vecinos que llevaban tiempo quejándose del mal olor que desprendía la vivienda.

«En las guerras también mueren personas»

Uno de los psiquiatras aportados por la defensa como prueba que visitó a Patrick Nogueira en la cárcel ha puesto de manifiesto en la vista oral que ha tenido lugar en la Audiencia Provincial de Guadalajara contra Nogueira que cuando le preguntaron por los hechos perpetrados contestó que «en las guerras también mueren muchos niños y muchas personas y no pasa nada».

«Me dijo que por qué estaba escandalizado», ha señalado el psiquiatra, y este hecho y el encontrar en él síntomas de falta de empatía, así como su frialdad afectiva -que no parecía simulada- ha sido lo que les llevó a observar que podía existir una anomalía de tipo neurológico y a practicarles distintas pruebas.

En este sentido, y contrariamente a lo que anteriormente manifestaron forenses aportados por la acusación y la Fiscalía, para este psiquiatra la afección en el cerebro que tiene Nogueira pudo haber influido en algunos marcadores de su conducta.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos