La Justicia abre un procedimiento al 'pequeño Nicolás' por simular ser asesor del Gobierno

Francisco Nicolás Gómez Iglesias./
Francisco Nicolás Gómez Iglesias.

Francisco Nicolás Gómez Iglesias dijo al empresario Javier Martínez de la Hidalga que ejercía dicha función para que este le diera dinero a cambio de una intermediación

EFEMadrid

La jueza de instrucción número 2 de Madrid ha abierto procedimiento contra Francisco Nicolás Gómez Iglesias, conocido como Pequeño Nicolás, por simular en 2014 que era asesor del Gobierno ante el empresario Javier Martínez de la Hidalga para que este le diera dinero a cambio de una intermediación.

En un auto la magistrada dispone continuar las diligencias previas por los trámites del procedimiento abreviado por si los hechos imputados al Pequeño Nicolás pudieran ser constitutivos de un presunto delito de falsedad en documento público en concurso con otro de tentativa de estafa.

A tal efecto da traslado al fiscal y a las acusaciones para que formulen escrito de acusación solicitando la apertura de juicio o el sobreseimiento de la causa.

La instructora razona que de lo actuado se desprenden indicios de que en 2014 el Pequeño Nicolás se presentó ante Javier Martínez de la Hidalga como «intermediario del Gobierno de España» que podía facilitarle la venta de un inmueble de Toledo para lo que le solicitó 300.000 euros.

Añade que además el Pequeño Nicolás le hizo creer que se iba a proceder de manera inminente a un embargo de Hacienda sobre sus cuentas y las de su familia.

La resolución relata que en el convencimiento de la realidad de dichas afirmaciones el 10 de octubre de 2014 Martínez de la Hidalga acudió acompañado por Francisco Nicolás a la sucursal de un banco situada en la calle de Ortega y Gasset de Madrid.

Agrega que mantuvieron una reunión con su director en el curso de la cual «Francisco Nicolás se presentó como asesor de la vicepresidenta del Gobierno y de la Subsecretaría de Estado de Presidencia, haciendo continuas referencias a sus contactos».

La jueza explica que Martínez de la Hidalga le dijo al director de la sucursal bancaria que precisaba sacar todo el dinero de sus cuentas, unos 500.000 euros, pero este le expuso sus reservas por las exigencias de la legislación en prevención de blanqueo de capitales.

«Francisco Nicolás simuló una llamada de Vicepresidencia del Gobierno y al cortar la comunicación manifestó que no había problemas con el tema del blanqueo de capitales y solicitó a Javier Martínez de la Hidalga que le diera referencias de su solvencia y la apertura de una cuenta en el banco para el ingreso», detalla el auto. Añade que el director de la oficina bancaria pospuso dichas operaciones al sospechar de que pudiera tratarse de una estafa. «En el curso de la reunión Francisco Nicolás dejó en la mesa del despacho un dossier con el membrete de 'Gobierno de España'», apunta la magistrada.

Continúa narrando que concluida la reunión Javier Martínez de la Hidalga sacó 25.000 euros de la cuenta de su mujer mediante un cheque que el banco hizo efectivo en dos sobres, uno de ellos con 10.000 y otro con 15.000. Señala que al salir de la sucursal el Pequeño Nicolás le pidió los dos sobres al empresario con la excusa de guardar el dinero en un lugar seguro, a lo que éste accedió con la intención de que se los devolviera.

«Martínez de la Hidalga pidió a Francisco Nicolás ese mismo día que le devolviera el dinero y éste le hizo entrega de un sobre con una pegatina con el rótulo 'Gobierno de España. Presidencia de Gobierno' que contenía 10.000 euros, argumentando que posteriormente le devolvería los otros 15.000, solicitando para su devolución otros 10.000 que no fueron entregados» por el empresario, indica el auto.

Según el mismo, el 13 de octubre de 2014 el Pequeño Nicolás se reunió en el hotel Villamagna de Madrid con el empresario y su esposa para convencerles de que aceptaran la intermediación de la vicepresidenta del Gobierno en cuyo nombre decía actuar y les prometió una entrevista con ella.

Para ello recogió a las 20:30 horas en su domicilio al empresario pero «durante el trayecto Francisco Nicolás simuló tener una conversación con la vicepresidenta del Gobierno y manifestó a Martínez de la Hidalga que no podía celebrarse la reunión porque era muy tarde» y le advirtió de que «decidiera la cantidad de dinero que debía entregar al Gobierno por su intermediación».

 

Fotos

Vídeos