Mata a su mujer a martillazos en Córdoba y se entrega a la Policía en Madrid

Agentes de la Guardia Civil despliegan una lona para tapar el traslado del cuerpo sin vida de la mujer de 42 años asesinada presuntamente por su marido en su vivienda de la localidad cordobesa de Rute. / Efe

Los agentes le han arrestado en la capital y luego la Guardia Civil ha hallado en el domicilio del matrimonio el cuerpo sin vida

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

Un hombre se ha entregado a primera hora de la mañana de este martes a las fuerzas de seguridad en Madrid tras confesar que había matado a su mujer a martillazos en el domicilio familiar de ambos, en la localidad cordobesa de Rute. La mujer, de 42 años, efectivamente, ha aparecido muerta en la vivienda que había señalado su pareja, Juan R.G., también de 42 años.

El agresor ha llamado a las 8:30 horas de la mañana al 091 de la Policías Nacional para confesar que que había matado a su mujer en Rute horas antes y que, tras conducir durante la noche, se encontraba en la parroquia Purísimo Corazón de María, en el barrio de Embajadores de Madrid, en su coche y con sus dos hijos.

Según fuentes de la investigación, la Policía , tras mandar una patrulla a detener al asesino confeso, se ha puesto en contacto con la sala de coordinación de la Guardia Civil, ya que Rute es demarcación del instituto armado. La Guardia Civil ha activado de inmediato a las patrullas de seguridad ciudadana del puesto de Rute y a la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Córdoba para verificar la información.

«Evidentes signos de violencia»

Los agentes, con la ayuda de los bomberos de la Diputación de Córdoba desplazados hasta el lugar desde el Parque Comarcal de Lucena, han logrado acceder a la vivienda, donde han encontrado el cuerpo de la víctima, con «evidentes signos de violencia» , por lo que se ha activado el protocolo judicial para investigar los hechos como violencia de género. En principio no existen antecedentes de denuncias por malos tratos.

La pareja, ambos originarios del cercano pueblo de Iznajar, tenían dos hijos de seis y diez años de edad. La Fiscalía de Menores, por el momento, se ha hecho cargo de los dos niños, mientras prosiguen las investigaciones, aunque la Junta de Andalucía ya se ha ofrecido tutelar a los dos críos.

De confirmarse este crimen machista, serían 27 las mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas en lo que va de año y 1.002 desde 2003, cuando empezaron a registrarse estos asesinatos.