La joven que mató a su novio con más de 30 puñaladas en Asturias podría ser inimputable

Ana García, saliendo de los juzgados de Pola de Siero. /P. NOSTI
Ana García, saliendo de los juzgados de Pola de Siero. / P. NOSTI

Ana García acuchilló a Miguel Ángel Suárez más de treinta veces tras una discusión por celos | Su madre asegura que la joven tiene «una minusvalía del 69%»

LYDIA ISLugones (Siero)

Ana María García Hevia, la joven de 28 años acusada de matar a puñaladas en la madrugada de ayer a su pareja de 58, Miguel Ángel Suárez Menéndez, más conocido por 'Míchel', ha pasado a disposición judicial en Siero donde la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4, Clarisa González Fernández, ha decretado prisión provisional sin fianza.

Ana María García Hevia llegó al Juzgado a las nueve menos diez de la mañana, esposada y tranquila, acompañada por dos agentes de la Policía Nacional. También estuvieron presentes, en calidad de testigos sus padres, Ángel Manuel García y Belén Hevia, que salieron y volvieron a entrar del edificio hasta en tres ocasiones. Los tres se acogieron a su derecho a no declarar.

«Está bastante afectada»

El abogado de la joven, José Luis Álvarez, del turno de oficio, explicó a la salida, en torno a las once y cuarto, que a Ana María García se le imputa, en principio, un delito de homicidio. No obstante, matizó que aún no ha recibido ni el informe forense ni el de la Policía Científica. «Está bastante afectada», aseguró el letrado, que también negó problemas entre la pareja. Asimismo, Álvarez comentó que su clienta será examinada también para determinar si es imputable. «Su madre dice que tiene una minusvalía del 69%, pero eso tendrán que determinarlo los médicos», apuntó.

Los hechos se produjeron en torno a las dos y media de la madrugada del martes. Unas horas antes, hacia las ocho de la tarde, la pareja comenzó a discutir. Ambos se encontraban en el domicilio de los padres de la joven, en un piso ubicado en el número 6 de la calle Río Sella, en la localidad sierense de Lugones. Según relataron los progenitores, la pelea se inició cuando Ana María reclamó a la víctima que le enseñara el móvil. Recelaba de la relación que su pareja mantenía con su exnovia, una mujer vecina de La Corredoria con la que la acusada protagonizó numerosas trifulcas. El hombre se negó a mostrarle el teléfono e incluso amenazó con abandonar la vivienda, en la que pasaba alguna noche. Finalmente decidió quedarse.

Y mientras sus padres dormían, Ana María lo apuñaló. Después llamó al 112 y dijo que su novio se había intentado suicidar. También acudió a la habitación de sus progenitores y tras despertarlos, confesó lo que había ocurrido. «'Mamá, maté a 'Míchel', se acabó, si no era para mí no es para nadie», detalló la mujer.

La escena que se encontraron los sanitarios y los agentes de policía fue dantesca. 'Míchel' yacía desnudo en la cama, rodeado de sangre, con más de treinta cuchilladas en su cuerpo. Las primeras hipótesis de la investigación apuntan a que la puñalada mortal se produjo en el cuello. Ana María fue inmediatamente detenida y trasladada a los calabozos de la Comisaría de la Policía Nacional en Pola de Siero, donde ha pasado las dos últimas noches.

Según relató el entorno de la pareja, las discusiones entre acusada y víctima eran habituales. La joven tiene, además, antecedentes por robo, agresión y por la quema de vehículos, casetas y contenedores.

 

Fotos

Vídeos