El ministro de Cultura es el más rico del Gobierno y la de Trabajo, la menos pudiente

El ministro de Cultura en funciones, José Guirao/EP
El ministro de Cultura en funciones, José Guirao / EP

Guirao es el mejor contribuyente de Hacienda, pero Grande-Marlaska tiene las cuentas bancarias más saneadas

Ramón Gorriarán
RAMÓN GORRIARÁNMadrid

José Guirao es, con diferencia, el ministro con mejor posición económica del Gobierno. El titular de Cultura es el que paga más impuestos, 73.192 euros, y cuenta con un patrimonio inmobiliario de dos viviendas. En el otro extremo de la escala está Magdalena Valerio, que no posee pisos ni apartamentos ni garajes, y pagó poco más de 9.000 euros por IRPF.

Así consta en la declaración de bienes de los diputados que ha hecho pública hoy el Congreso. El presidente del Gobierno se sitúa en una posición intermedia, con dos viviendas y dos plazas de garaje, abonó a Hacienda 34.709 euros y tiene en el banco poco más de 144.000 euros.

Todos los ministros pertenecen a lo que se considera clase media-alta, aunque un par son ricos de verdad. Los 13 ministros y el presidente del Gobierno en funciones que son diputados tienen cuentas bancarias saneadas, y entre ellas destacan las del responsable de Interior, con 400.000 euros. Fernando Grande-Marlaska es, en cambio, el integrante del Consejo de Ministros que menos IRPF ha pagado, 7.241 euros. Otro con el riñón bancario bien cubierto es Pedro Duque, con 316.712 euros entre cuentas y depósitos, aunque el titular de Ciencia e Innovación no es de lo más pagan a Hacienda, poco más de 20.000 euros.

Llama la atención en este sentido que los dos ministros más ricos, el citado Guirao y el de Agricultura, Luis Planas, con cinco viviendas, una de ellas en Marruecos (donde fue embajador), un terreno y un garaje, son los que menos dinero tienen quieto en el banco. El de Cultura, 8.577, y el de Agricultura, 8.653.

Un parque automovilístico modesto

R. G. Los coches de los miembros del Gobierno no son nada espectacular, y además son bastante vetustos. Solo Pedro Sánchez y la ministra de Trabajo han declarado en el registro de bienes del Congreso que no tienen automóvil.

El ministro del Interior tiene los vehículos más llamativos, un BMW comprado en 2015 y un Mini Cooper de hace dos años. Pedro Duque no detalla la marca de su coche, solo dice que lo compró en 2011 así como «una barca» adquirida en 2013. Teresa Ribera declara dos Peugeot comprados en 2001y 2011. El resto tiene un solo coche, que van desde un Dacia de Guirao a un Audi de hace 21 años de Carcedo.

Ábalos tiene un Toyota de segunda mano comprado hace 16 años, de la misma marca es el de Celaá, solo que fue adquirido hace dos años. Los Nissan son los escogidos por Carmen Calvo y María Jesús Montero, pero ninguno es nuevo. Reyes Maroto tiene un Kia de hace tres años, Dolores Delgado un Volkswagen con 19 años a cuestas y Luis Planas un Volvo comparado hace ocho años.

Con la mencionada excepción de la ministra de Trabajo, todos los miembros del gabinete son propietarios de vivienda o viviendas. Además del llamativo parque inmobiliario de Guirao y Planas, todos tienen más de una casa, salvo los ministros de Interior y Sanidad que tienen un piso. Los titulares de Justicia, Educación, Ciencia, la vicepresidenta y Hacienda poseen tres cada uno, además de algunas plazas de garaje y dos terrenos en el caso de Isabel Celaá. Cuentan con dos viviendas, además del presidente del Gobierno, los ministros de Transición Ecológica, de Industria y de Fomento.

En el terreno fiscal, el mejor amigo de Hacienda es Guirao, y le siguen Teresa Ribera, con 34.711 euros pagados, y el propio Sánchez, 34.709. Grande Marlaska, con 7.241, Magdalena Valerio, 9.319, y Reyes Maroto, con 10.555, son los integrantes del Consejo de Ministros que menos impuestos han pagado.

De los 14 miembros del Gobierno en funciones con escaño en esta legislatura, siete tiene un régimen económico de bienes gananciales con sus parejas, cuatro tienen separación de bienes, entre ellos el jefe del Ejecutivo, y tres no tienen preocupaciones en ese sentido, dos porque son divorciados y una porque es soltera.

Más información